PANDEMIA DEL CORONAVIRUS

“Ómicron sigilosa”: más contagiosa y puede causar una enfermedad más grave, según expertos

La subvariante combina propiedades tanto de Ómicron como de Delta.

Telemundo

La variante de coronavirus que se ha vuelto la más dominante en Estados Unidos pertenece a la familia Ómicron, pero los científicos aseguran que se propaga más rápido que sus predecesoras, es capaz de eludir a la inmunidad y posiblemente puede causar un cuadro más grave.

¿Por qué? Porque combina propiedades tanto de Ómicron como de Delta, la mutación más dominante en el país a mediados del año pasado.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

La “subvariante” de Ómicron BA.2.1.2.1 que gana terreno en Estados Unidos, conocida como "Ómicron sigilosa", es responsable del 58% de los casos de COVID-19 en el país la semana pasada, no es la única afectada por la mutación delta.

Un rasgo genético que evoca al pasado de la pandemia, conocido como una “mutación Delta” parece permitirle al virus “eludir la inmunidad preexistente por vacunación y por infecciones previas, en particular si uno se contagió durante la oleada de Ómicron”, dijo el doctor Wesley Long, patólogo en el hospital Houston Methodist, en Texas. Eso se debe a que la variante Ómicron original que arrasó por el mundo no tenía la mutación.

El cambio genético también se encuentra presente en otros miembros de la familia Ómicron, conocidas como BA.4 y BA.5, que dominan en conjunto las infecciones en Sudáfrica. Ellas tienen exactamente la misma mutación que Delta, mientras que la BA.2.1.2.1 tiene una que es prácticamente idéntica.

“Los anticuerpos de la infección por Ómicron no parecen brindar buena protección contra las subvariantes, en comparación con Delta”, dijo el doctor Shan-Lu Liu, autor del estudio y codirector del programa de virus y patógenos emergentes.

¿La buena noticia? Las dosis de refuerzo pueden ofrecer una sólida protección contra las nuevas mutaciones, destacó Liu. En general, las vacunas e infecciones previas pueden proteger a las personas de las peores consecuencias de COVID-19. Los científicos aseguran que a estas alturas aún no se tiene certeza de si la nueva mutación que avanza en Estados Unidos provocará un aumento significativo de casos, hospitalizaciones y muertes.

Los científicos aún intentan determinar qué tan virulentas son estas nuevas versiones. Long dijo que no ha visto algo que le responda esa pregunta, pero Liu señaló que hay nuevos datos que apuntan hacia una enfermedad más grave. Liu declaró que las subvariantes tienen propiedades que indican que se transmiten con mayor eficiencia de célula a célula.

Contáctanos