Desempleo en la pandemia

Desempleo: las nuevas solicitudes bajan por quinta semana consecutiva

Los nuevos pedidos sumaron 385,000, 20,000 menos que la semana anterior.

GETTY IMAGES

WASHINGTON - Los pedidos de prestaciones de desempleo en Estados Unidos cayeron por quinta semana consecutiva a su menor nivel desde la pandemia, señal de que el mercado laboral recupera la salud a medida que se reabre la economía.

El departamento de Trabajo dijo el jueves que las solicitudes cayeron en 20,000 desde la semana pasada a 385,000.

LOS NUEVOS PEDIDOS FUERON 385,000

El número de perdidos semanales, que generalmente refleja la tasa de despidos, ha bajado constantemente a lo largo del año, aunque permanece en niveles históricamente elevados.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Las cifras reflejan un rebote del crecimiento económico y la recuperación sostenida del mercado laboral luego de la recesión provocada por el COVID-19.

Más gente sale a comprar, viajar, comer y reunirse en locales de diversión. El aumento del gasto de consumo lleva a las empresas a tomar nuevos empleados.

Los empleadores han agregado 1.8 millones de puestos de trabajo este año —un promedio de más de 450,000 por mes— y se prevé que el informe laboral de mayo revelará que crearon 656,000 puestos el mes pasado, de acuerdo con una encuesta de economistas de la firma FactSet.

La economía tiene 8.2 millones de empleos menos que en febrero de 2020, poco antes del virus .

Pero los empleadores publican un número récord de trabajos disponibles. Y muchos se quejan de que no tienen suficientes trabajadores para satisfacer la demanda.

SEMANA DEL 22 DE MAYO

El número de estadounidenses que solicitaron ayuda del gobierno por desempleo se redujo la semana pasada a 406,000, una nueva baja al retroceder la pandemia.

Es la prueba más reciente de que el mercado laboral se está fortaleciendo a medida que disminuyen los contagios de COVID-19 y la economía se reactiva.

En un informe publicado el jueves, el Departamento de Trabajo precisó que las solicitudes disminuyeron en 38,000 frente a las 444,000 una semana antes.

El número de solicitudes semanales de ayuda por desempleo, una medida aproximada del ritmo de los despidos, se ha reducido en más de la mitad desde enero.

La disminución de la cifra refleja un rápido repunte del crecimiento económico. Por separado, el gobierno de Estados Unidos calculó el jueves que la economía se expandió a un ritmo anual fuerte, de 6.4% en los primeros tres meses de este año, sin cambios con respecto a su estimación inicial.

Cada vez más estadounidenses se animan por comprar, viajar, cenar y reunirse en lugares de entretenimiento.

La disminución de la cifra refleja un rápido repunte del crecimiento económico. Por separado, el gobierno de Estados Unidos calculó el jueves que la economía se expandió a un ritmo anual fuerte, de 6.4% en los primeros tres meses de este año, sin cambios con respecto a su estimación inicial.

Cada vez más estadounidenses se animan por comprar, viajar, cenar y reunirse en lugares de entretenimiento.

Todo ese gasto renovado ha llevado a las empresas a contratar trabajadores, lo que ayuda a explicar por qué ahora se anuncia una cantidad récord de puestos de trabajo.

Sin embargo, muchas empresas se quejan de que no pueden encontrar suficientes solicitantes para todos esos puestos abiertos, a pesar de que la tasa de desempleo sigue siendo del 6.1%, muy por encima del 3.5% que prevalecía antes de la pandemia en marzo del año pasado.

El crecimiento del empleo se desaceleró bruscamente el mes pasado en comparación con marzo, un retroceso sorpresivo que se atribuyó en gran parte a la escasez de mano de obra en algunas ramas de la economía.

SEMANA DEL 15 DE MAYO

La cifra semanal de solicitudes del subsidio por desempleo en Estados Unidos bajó la semana pasada a 444,000, comparado con 478,000 la semana anterior, en medio de la recuperación económica tras la crisis provocada por la pandemia, según informó el jueves la Oficina de Estadísticas laborales (BLS).

La mayoría de los analistas había calculado 450,000 nuevos trámites.

El promedio de solicitudes en cuatro semanas, una medida que compensa los altibajos semanales, quedó en 504,750 comparado con 535,250 la semana anterior.

Según BLS, en la semana que concluyó el 8 de mayo había 3.75 millones de personas que percibían este beneficio, comparado 3.64 millones en la semana anterior.

Los pedidos semanales de subsidio por desempleo siguen por encima del nivel de 205,000 en los meses previos a la pandemia del COVID-19, pero han disminuido sustancialmente desde la cifra sin precedentes de 6.8 millones registrada en la última semana de marzo de 2020.

El Departamento de Trabajo informó que el índice de desempleo en abril fue del 6.1%, una décima por encima del mes anterior, y también sustancialmente más bajo que el 14.2% registrado en abril de 2020.

SEMANA DEL 8 DE MAYO

El número de solicitudes del subsidio por desempleo en Estados Unidos descendió la semana pasada a 473,000, comparado con los 507,000 trámites de la semana anterior, informó este jueves la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS).

El número de solicitudes de la prestación quedó por debajo de 500,000 por primera vez la semana pasada desde que la pandemia de COVID-19 llevó esos pedidos a la cifra semanal sin precedentes de 6.8 millones en marzo de 2020.

Esto ocurrió después de que la BLS rectificara los datos de hace dos semanas, que en un principio había situado en 498,000, pero que en el informe de este jueves cambió a 507,000 peticiones.

El promedio de solicitudes en cuatro semanas, una medida que compensa los altibajos semanales, bajó a 534,000 comparado con 560,000 la semana anterior.

SEMANA DEL 1 DE MAYO

El número de estadounidenses que solicitaron prestaciones por desempleo sigue bajando con 498,000 nuevos pedidos, a medida en que la economía se recupera de la recesión en medio de la pandemia.

Más tarde, el número de nuevas solicitudes fue corregido a

Se trata de la cuarta semana en que la cifra de las solicitudes nuevas por desempleo es menor a 600,000.

La cifra fue menor a la estimada por expertos, quienes predecían 527,000 nuevas solicitudes.

SEMANA DEL 24 DE ABRIL

El número de estadounidenses que solicitaron prestaciones por desempleo bajó la semana pasada a 553,000, a medida en que la economía se recupera de la recesión en medio de la pandemia.

La semana anterior a la presenta, la cifra fue actualizada a 566,000 solicitudes.

Se trata de la tercera semana en que la cifra de las solicitudes nuevas por desempleo es menor a 600,000.

SEMANA DEL 17 DE ABRIL

El número de estadounidenses que solicitaron prestaciones por desempleo bajó la semana pasada a 547,000, el nivel más bajo desde el inicio de la pandemia y una señal esperanzadora de que los despidos están disminuyendo a medida en que la economía se recupera de la recesión.

Más tarde, la cifra fue actualizada a 566,000 solicitudes.

La cifra reportada es menor que lo que expertos consultados por Dow Jones esperaban, que rondaba 603,000 solicitudes de desempleo.

SEMANA DEL 10 DE ABRIL

El número de estadounidenses que solicitaron prestaciones por desempleo cayó la semana pasada a 576,000, el nivel más bajo desde el inicio de la pandemia y una señal esperanzadora de que los despidos están disminuyendo a medida en que la economía se recupera de la recesión.

El Departamento de Trabajo dijo el jueves que las solicitudes se desplomaron por 193,000, de un total revisado de 769,000 la semana previa.

Los pedidos de ayuda por desempleo han caído ahora drásticamente desde alcanzar un pico de 900,000 a inicios de enero.

Para la semana que concluyó el 27 de marzo, 16.9 millones de personas seguían recibiendo pagos por desempleo, comparado con 18.2 millones la semana anterior.

Esas cifras indican claramente que, aunque la economía se ha fortalecido en semanas recientes, millones enfrentan una pérdida de empleo o ingresos y han estado pasando trabajos para pagar sus cuentas y el alquiler.

REPORTE SEMANAL DEL 3 DE ABRIL

La cifra semanal de nuevas solicitudes del subsidio por desempleo en Estados Unidos subió a 719,000 la semana que terminó el 27 de marzo, comparada con 684,000 en la semana anterior, según informó este jueves la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS).

Si bien las solicitudes mostraron un alza comparado con la semana anterior, expertos anticipan que los pedidos vuelvan a caer pronto a medida que la campaña nacional de vacunación hace que los estados relajen aún más sus restricciones impuestas para mitigar la pandemia de COVID-19. 

La empresa Dow Jones estimaba que las peticiones de subsidio por rondarían las 675,000.

REPORTE DEL 25 DE MARZO

La cifra semanal de solicitudes del subsidio por desempleo en Estados Unidos bajó a 684,000 la semana que terminó el 20 de marzo, comparada con 781,000 en la semana anterior, según informó el jueves la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS).

Es la primera vez desde que comenzó la pandemia del COVID-19 que el número de nuevos trámites en una semana está por debajo del nivel de 700,000, aunque sigue por encima de las 205,000 solicitudes que eran normales en las semanas anteriores a la pandemia.

El promedio de solicitudes en cuatro semanas, una medida que compensa los altibajos semanales, quedó la semana pasada en 736,000 trámites, comparado con uno de 749,000 en la semana anterior.

REPORTE DEL 18 DE MARZO

Según los datos de BLS en la semana que concluyó el 13 de marzo había 3.87 millones de personas que percibían esta prestación comparado con 4.13 millones en la semana anterior.

Aunque la cifra semanal de solicitudes de este beneficio ha ido disminuyendo desde que saltó a 6.8 millones en la última semana de marzo -como reflejo de la pandemia- sigue estando muy por encima de la cifra de 205,000 que fue regular por varios meses hasta febrero de 2020.

En febrero el índice general de desempleo en Estados Unidos bajó una décima de punto porcentual al 6.2%, y también refleja el mejoramiento de la situación económica desde que el desempleo saltó al 14.4% en abril del año pasado.

REPORTE DEL 4 DE MARZO

Si se incluyen los planes federales destinados a los trabajadores desplazados por la crisis sanitaria, 18.2 millones de personas recibieron algún tipo de ayuda por desempleo en la semana del 27 de febrero, 1.9 millones menos que la semana anterior.

Sin embargo, el mercado laboral en general ha dado señales de mejoría.

El mes pasado se crearon 379,000 empleos, la cifra más alta desde octubre, señal de que la economía se fortalece a medida que aumenta el gasto de consumo y estados y ciudades mitigan las restricciones.

La aceleración de la campaña de vacunación genera esperanzas de que la gente volverá a viajar, hacer compras, comer en restaurantes y gastar libremente después de un año de restricciones provocadas por el virus.

Las restricciones a los negocios por el COVID-19, así como la renuencia de muchos estadounidenses a comprar, viajar, salir a cenar o asistir a eventos masivos han pesado de manera persistente en el mercado laboral.

El crecimiento del empleo promedió unos escasos 29,000 por mes de noviembre a enero, y la nación todavía tiene casi 10 millones de empleos menos que en febrero de 2020.

Aunque la tasa de desempleo fue de 6.3% en enero, una medida más amplia que incluye a las personas que se han rendido al buscar trabajo se acerca al 10%.

Por otra parte, muchas personas tienen más confianza en el gasto, especialmente después de recibir cheques de $600 como parte de un paquete de ayuda federal que recibieron la mayoría de los adultos a inicios de este año.

Es probable que los hogares y las empresas estadounidenses reciban un alivio adicional ahora que el Congreso estudia la propuesta del presidente Joe Biden de un nuevo paquete de ayuda que asciende a $1.9 billones.

El reporte previo al actual tuvo una cifra de 730,000 nuevas solicitudes semanales, comparada con las 861,000 peticiones de la semana anterior, informaron desde la Oficina de Estadísticas Laborales.

La media de solicitudes en cuatro semanas, una medida que da idea de la tendencia general, se redujo hasta los 807,500 trámites, 20,000 menos que en la media de la semana precedente.

REPORTE DEL 25 DE FEBRERO

En la semana que concluyó el 13 de febrero, según el informe del gobierno, había 4.41 millones de personas que percibían el subsidio por desempleo, por debajo de los 4.49 millones de la semana anterior.

El índice general de desempleo bajó de un 6.7% en noviembre y diciembre a un 6.3% en enero, y sigue estando muy por encima del 3.5% registrado en los meses previos a la pandemia.

REPORTE DEL 18 DE FEBRERO

El total de solicitudes de la semana que terminó el 11 de febrero había sido de 861,0000. La cifra de solicitudes de dicha semana fue la más alta en un mes.

Anteriormente se había reportado una cifra de 779,000. Antes de la erupción del coronavirus en Estados Unidos en marzo, las solicitudes de prestaciones por desempleo jamás superaban las 700,000 semanales, ni siquiera durante la Gran Recesión.

La mejoría de mercado laboral se frenó de septiembre a diciembre y en los últimos dos meses se ha estancado.

Se han perdido casi 10 millones de empleos en lo que va de la pandemia.

Aunque la tasa de desempleo cayó en enero a 6.3% comparado con 6.7% el mes anterior, eso se debió principalmente a que muchas personas que perdieron el trabajo dejaron de buscar uno nuevo.

El gobierno solo cuenta como desempleados a los que buscan activamente empleo.

En total, 20.4 millones de personas recibían prestaciones por desempleo en la semana que finalizó el 23 de enero, el período más reciente para el que se conocen cifras. La de la semana anterior fue de 17.8 millones.

REPORTE DEL 11 DE FEBRERO

El número de personas en Estados Unidos que solicitaron prestaciones por desempleo bajó levemente la semana pasada a 793,000, señal de que los despidos siguen siendo numerosos a pesar de la baja de infecciones virales. Se esperaban 760,000, o sea, hubo 33,000 reclamos más.

El total de la semana pasada fue menor que el de 812,000 de la anterior, dijo el Departamento de Trabajo el jueves.

Anteriormente se había reportado una cifra de 779,000. Antes de la erupción del coronavirus en Estados Unidos en marzo, las solicitudes de prestaciones por desempleo jamás superaban las 700,000 semanales, ni siquiera durante la Gran Recesión.

La mejoría de mercado laboral se frenó de septiembre a diciembre y en los últimos dos meses se ha estancado.

REPORTE DEL 4 DE FEBRERO

El número de estadounidenses que solicitaron prestaciones por desempleo bajó a 779,000 la semana pasada, una cifra aún históricamente alta reveladora de que una cantidad importante de gente sigue perdiendo el empleo debido a la pandemia viral.

El total de la semana pasada bajó de 812,000 en la anterior, informó el Departamento de Trabajo el jueves y es la más baja en dos meses.

El informe del jueves es reflejo de un mercado laboral que aún sufre los embates de la pandemia, con la contratación que cae desde hace seis meses.

Es la razón crucial por la cual el presidente Joe Biden presiona al Congreso para que apruebe un programa de rescate de $1.9 billones sumado al de $900,000 millones aprobado a fines del año pasado.

En total, 17.8 millones de personas recibieron prestaciones por desempleo en la semana que finalizó el 16 de enero, el período más reciente para el cual existen datos. Eso se compara con 18.3 millones la semana anterior.

A pesar del panorama económico generalmente sombrío, durante la semana hubo algunas señales esperanzadoras.

Las ventas de autos aumentaron en enero y una medición del crecimiento de negocios en el sector de servicios registró un aumento. Lo mismo sucedió con el gasto en la construcción de viviendas.

Esto no indica la proximidad de un rebote en el mercado laboral, que generalmente está retrasado con respecto a la economía en general. Los empleadores son renuentes a contratar cuando el gasto de consumo flaquea.

El viernes se conocerá el informe del gobierno sobre empleo, que se prevé mostrará un aumento de la contratación alrededor de 100,000, según el proveedor de datos FactSet. La pronostica que la tasa de desempleo permanecerá en 6.7% por tercer mes consecutivo.

REPORTE DEL 28 DE ENERO

El Departamento del Trabajo informó que durante la semana que acabó el 23 de enero pasado, las solicitudes de subsidio por desempleo fueron 847,000, una cifra que representó un descenso de 67,000 respecto a las solicitudes de la semana previa.

Fue el primer descenso en la cifra de peticiones en lo reportado este 2021.

Asimismo reveló que hasta la semana del 16 de enero el número de personas que reciben el beneficio por más de una semana retrocedió 203,000 para situarse en 4.77 millones de asegurados.

Los economistas encuestados por Dow Jones, según CNBC, habían pronosticado que la cantidad semanal de peticiones de ayuda rondaría las 875,000.

De acuerdo a CNBC, el último informe de reclamaciones mostró que el total de estadounidenses que reciben beneficios por desempleo en realidad aumentó la semana pasada, saltando a 18.28 millones, un aumento de 2.29 millones con respecto a la semana anterior.

REPORTE DEL 21 DE ENERO DE 2021

Los reclamos semanales por desempleo en Estados Unidos bajaron a 900,000 respecto a la semana previa, mientas los despidos siguen siendo altos y la economía es afectada por la pandemia de COVID-19.

El Departamento del Trabajo informó que hubo en declive de 26,000 solicitudes respecto a la cifra revisada de la semana previa. El total estuvo por debajo del recuento de la semana anterior de 926,000, tras ajustarse la cantidad en -39,000.

En total al 9 de enero había 5 millones de personas recibiendo la ayuda por más de una semana, una cifra que representó una reducción de 127,000 beneficiarios respecto a la semana anterior.

Vale destacar que varios estados grandes que han tenido una mano más dura con las restricciones por COVID-19 vieron signos positivos en las cifras tras el aumento de reclamaciones de la semana anterior. California (-58,665), Nueva York (-12,212) y Pensilvania (-9,638) registraron caídas notables. Las subidas se registraron en Arizona (15,347) e Illinois (13,948).

El VIRUS NO CEDE

Las nuevas infecciones virales han comenzado a disminuir después de meses de incesantes aumentos, aunque siguen siendo altas y promedian alrededor de 200,000 por día. El número de muertes en Estados Unidos por la pandemia que estalló hace 10 meses ha superado las 400,000. Y el miércoles se alcanzó un récord de más de 4,131 muertes en un sólo día.

Los economistas dicen que un factor que probablemente aumentó las solicitudes de desempleo en las últimas dos semanas es un paquete de ayuda financiera del gobierno que se convirtió en ley a fines de diciembre. Entre otras cosas, proporcionó un beneficio de desempleo federal de $300 por semana además de la ayuda estatal regular por desempleo. El nuevo beneficio, que se extiende hasta mediados de marzo, puede estar alentando a más estadounidenses a solicitar beneficios por desempleo.

Una vez que las vacunas se distribuyan más ampliamente, los economistas esperan que el crecimiento se acelere en la segunda mitad del año a medida que los estadounidenses desaten la demanda acumulada de viajes, cenas y visitas a cines y salas de conciertos. Este gasto debería, en teoría, impulsar la contratación y comenzar a recuperar los casi 10 millones de empleos perdidos por la pandemia.

Pero por ahora, la economía está perdiendo terreno. Las ventas minoristas han caído durante tres meses consecutivos. Las restricciones en restaurantes, bares y algunas tiendas, junto con la renuencia de la mayoría de los estadounidenses a comprar, viajar y comer fuera, han provocado fuertes recortes de gastos. Los ingresos en restaurantes y bares cayeron un 21% en 2020.

Al mismo tiempo, un debilitamiento constante del mercado laboral ha significado dificultades para millones de hogares estadounidenses. En diciembre, los empleadores recortaron 145,000 puestos de trabajo, la primera pérdida desde abril y el sexto mes consecutivo en el que la contratación se ha debilitado. La tasa de desempleo se mantuvo estancada en un aún alto 6.7%.

Sin embargo, hay indicios de que el paquete de ayuda federal de 900,000 millones de dólares promulgado a fines del mes pasado puede haber comenzado a amortiguar el daño, en gran parte gracias al envío de cheques de $600 a la mayoría de los adultos. El gobierno comenzó a distribuir los pagos a fines del mes pasado.

Esos pagos probablemente han ayudado a impulsar un aumento en el gasto en tarjetas de débito y crédito emitidas por Bank of America, escribieron economistas del banco la semana pasada. El gasto total con tarjetas aumentó un 9.7% durante la semana que terminó el 9 de enero en comparación con el año anterior. Eso fue un aumento del 2% año tras año antes de los pagos de estímulo, dijo Bank of America.

La semana pasada, Biden dio a conocer un plan de $1.9 billones de ayuda por coronavirus que proporcionaría, entre otras cosas, cheques de $1,400 para la mayoría de los estadounidenses, lo que, además de los cheques de $ 600 que ya se están distribuyendo, llevaría el total a $ 2,000 por adulto.

El nuevo plan también pondría a disposición $ 400 por semana en beneficios federales para estadounidenses desempleados y extendería una moratoria sobre desalojos y ejecuciones hipotecarias hasta septiembre. La propuesta de Biden de 1.9 billones de dólares requerirá la aprobación del Congreso.

REPORTE DEL 14 DE ENERO DE 2021

El número de estadounidenses que buscan ayuda por desempleo se disparó a 965,000 la semana pasada, un número históricamente alto que apunta a un mercado laboral débil frenado por la pandemia viral.

Se trata de la mayor cantidad desde fines de agosto y evidencia de que el resurgimiento del virus ha provocado un aumento en los despidos.

La cifra del jueves del Departamento de Trabajo, un aumento de 181,000 solicitudes respecto a la semana anterior, muestra que incluso con la recesión pandémica en su décimo mes, muchas empresas siguen despidiendo trabajadores. Antes de la recesión, las solicitudes semanales de desempleo generalmente rondaban las 225,000.

Los reclamos continuos también fueron más altos, aumentando 199,000 a 5.27 millones. Esa cifra va una semana por detrás del total de reclamos semanales y aumentó por primera vez desde fines de noviembre.

La primavera pasada, después de que entraron en vigencia los cierres a nivel nacional, las solicitudes de beneficios por desempleo aumentaron a casi 7 millones, 10 veces el récord anterior. Después de disminuir durante el verano, las solicitudes semanales se han estancado por encima de 700,000 desde septiembre.

El alto ritmo de los despidos coincide con una economía que se ha tambaleado a medida que los consumidores han evitado viajar, comprar y comer fuera de casa ante la creciente carga de casos virales. El martes se reportaron más de 4.300 muertes, otro récord. Los cierres de restaurantes, bares y otros lugares donde la gente se reúne en California, Nueva York y otros estados probablemente hayan provocado despidos. Algunos estados y ciudades se resisten a los cierres, en parte por temor a las consecuencias económicas, pero aumentando el riesgo de nuevas infecciones.

Además de las solicitudes por primera vez de ayuda por desempleo la semana pasada, el gobierno dijo el jueves que 5.3 millones de estadounidenses siguen recibiendo beneficios estatales por desempleo, frente a los 5.1 millones de la semana anterior. Muchos más estadounidenses están recibiendo ayuda por desempleo de dos programas federales: uno que brinda beneficios extendidos a las personas que han agotado su ayuda estatal y otro que brinda beneficios a los trabajadores autónomos y contratados. Esos dos programas habían expirado a finales de diciembre.

Fueron renovados tardíamente, hasta mediados de marzo, en un paquete de ayuda de rescate de $ 900,00 millones que el Congreso aprobó y el presidente Donald Trump firmó como ley.

REPORTE DEL 7 DE ENERO

En plena semana después de Navidad y hasta el Año Nuevo el número de estadounidenses que solicitaron prestaciones por desempleo se redujo en 3,000 a 787,000, un nivel que sigue siendo históricamente alto, ya que el resurgimiento del coronavirus mantiene su control sobre la economía estadounidense.

Si bien se encuentran en el nivel más bajo en 5 semanas, las cifras publicadas el jueves por el Departamento de Trabajo son casi cuatro veces más altas que el año pasado en este momento antes de que golpeara el coronavirus. Los empleadores continúan recortando empleos a medida que el aumento de las infecciones mantiene a muchas personas en casa y los gobiernos estatales y locales vuelven a imponer restricciones más estrictas a las empresas y las actividades públicas.

El número total de personas que reciben beneficios de desempleo tradicionales se redujo en 126,000 a 5.07 millones durante la semana que finalizó el 26 de diciembre. Eso es aún mucho mayor que los 1.7 millones de hace un año cuando la tasa de desempleo rondaba el mínimo de medio siglo de 3.9%.

Andrew Stettner, miembro principal de The Century Foundation y experto en prestaciones por desempleo, dijo: “Con el temor de que se propague una nueva cepa más contagiosa del virus, el mercado laboral necesita urgentemente una implementación más rápida del programa de vacunas para poder volver a abrir la economía en 2021".

La mayoría de los economistas esperaban que la economía estadounidense se recuperara en algún momento del nuevo año, pero eso depende de la respuesta de Estados Unidos al coronavirus.

REPORTE DEL 31 DE DICIEMBRE DE 202O

El último día del 2020 acaba con la no tan buena noticia de que 787,000 personas solicitaron ayuda por desempleo la semana pasada, según reportó el Departamento del Trabajo este jueves.

La cifra es 19,000 solicitudes menos que lo reportado la semana anterior, y por debajo de las 828,000 que pronosticaron los economistas encuestados por Dow Jones.

Al 19 de diciembre la cantidad de desempleados recibiendo el subsidio por más de una semana bajó (-103,000) a 5,219,000, esto con cifras hasta del 19 de diciembre.

El número de personas que reciben prestaciones en todos los programas de desempleo se redujo en 800,000 a 19.6 millones.

Los datos divulgados por el Departamento de Trabajo, no obstante, reflejan unos niveles muy elevados en las solicitudes de prestaciones por desempleo en una temporada en la que se esperaban mayores contrataciones debido a la campaña navideña, y pese a las restricciones para contener el avance de la pandemia de coronavirus.

El promedio de las últimas cuatro semanas, un dato que refleja mejor la tendencia del mercado laboral, se situó en 836,750, con un aumento de 17,750 respecto al promedio revisado de la semana anterior.

Las solicitudes semanales de prestaciones por desempleo alcanzaron un récord de 6.8 millones en marzo, como consecuencia del cierre económico para contener el avance del coronavirus, y desde entonces se han mantenido bien por encima de la cota de 665,000 que se alcanzó durante la Gran Recesión sufrida entre 2007 y 2009.

El índice general de desempleo, que en abril había subido al 14 %, ha ido disminuyendo casi mes a mes, y se situó en el 6.7 en noviembre.

Contáctanos