CORONAVIRUS EN EEUU

EEUU suspende uso de la vacuna de Johnson & Johnson, confirman una muerte relacionada

La medida se debe a los reportes de coágulos de sangre en el cerebro en personas que recibieron la vacuna, de una sola dosis.

Telemundo

WASHINGTON DC - Las autoridades federales de Estados Unidos recomendaron este martes “pausar” la administración de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por la farmacéutica Johnson & Johnson para investigar reportes de coágulos sanguíneos potencialmente peligrosos, por los cuales al menos una mujer ha muerto hasta el momento.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) y la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) dijeron que estaban investigando los trombos detectados en seis mujeres en los días posteriores a la vacunación, combinados con un reducido conteo de plaquetas.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Las autoridades federales dijeron en una conferencia de prensa posterior este martes que todas las mujeres afectadas tienen entre 18 y 48 años. Una mujer falleció y una segunda mujer de Nebraska se encuentra hospitalizada en condición grave.

“Sé que las personas están preocupadas. Si se dieron la vacuna hace un mes, no tienen de qué preocuparse. Si se dieron la vacuna hace pocos días, entonces tienen que estar al tanto de si experimentan algunos de los síntomas peligrosos”, dijo en una conferencia telefónica Anne Schuchat, subdirectora de los CDC. 

Los síntomas "peligrosos" son diferentes de los síntomas parecidos a la gripe que se pueden experimentar en las horas o días posteriores a recibir la vacuna, explicó Schuchat.

Los síntomas relacionados a los coágulos se pueden manifestar en las primeras tres semanas e incluyen: dolores de cabeza, dolores abdominales, dolores en la pierna o dificultades para respirar tres semanas después de la inyección.

Expertos dicen que las tres tienen alto grado de eficacia.

En EEUU se han administrado más de 6.8 millones de dosis de la vacuna de Johnson & Johnson, que es de una sola dosis. Actualmente, esta vacuna constituye apenas un pequeño porcentaje (menos de un 5%) de las vacunas administradas en el país.

Jeff Zients, director del equipo encargado de la respuesta del gobierno federal a la pandemia, dijo que la pausa en la aplicación de la vacuna de Johnson & Johnson no afectará la campaña nacional de vacunación.

"Tenemos disponibles cada semana más de 25 millones de dosis de las vacunas de Pfizer y Moderna...es más que suficiente para continuar al paso actual de unas 3 millones de vacunaciones diarias", dijo Zients en un comunicado.

SE FRENA EL USO DE LA VACUNA EN CENTROS FEDERALES A LO ANCHO DE ESTADOS UNIDOS

Los canales de distribución federales, incluyendo los centros de vacunación masiva, dejarán de usar temporalmente el fármaco, y se espera que los estados y otros proveedores hagan lo mismo.

Otras dos vacunas, la de Moderna y la de Pfizer, comprenden la vasta mayoría de inoculaciones administradas en EEUU y no están afectadas por la pausa.

El Comité Asesor de Prácticas de Inmunización de los CDC se reunirá el miércoles para estudiar los casos. La FDA ha iniciado su propia investigación.

“Hasta que el proceso esté completo, recomendamos una pausa en el uso de esta vacuna por precaución”, dijeron Schuchat y Peter Marks, director del Centro de Evaluación e Investigación Biológica de la FDA, en un comunicado conjunto.

LA CAUSA DE LOS COÁGULOS SANGUÍNEOS Y HASTA CUÁNDO SE SUSPENDERÍA LA VACUNA

Marks dijo que al momento no hay "una causa definitiva" sobre los trombos, pero la causa estaría relacionada a "una respuesta inmunológica que ocurre muy pocas veces cuando las personas reciben la vacuna".

Las autoridades dijeron que el tratamiento para estos coágulos sanguíneos es diferente al de otros coágulos no relacionados a la vacuna que pueden ocurrir en el cerebro, y se debe consultar de inmediato a un especialista para buscar tratamiento.

Tanto la FDA como los CDC dijeron que la pausa al uso de la vacuna podría levantarse "en cuestión de días".

LOS SÍNTOMAS PELIGROSOS DE LA VACUNA DE JOHNSON & JOHNSON

Las agencias recomiendan que quienes hayan recibido la vacuna de Johnson & Johnson y hayan experimentado dolores de cabeza, dolores abdominales, dolores en la pierna o dificultades para respirar tres semanas después de la inyección contacten a su médico.

Las autoridades dijeron que quieren entrenar a los fabricantes de las vacunas y a los profesionales de la salud sobre el “tratamiento singular” correspondiente a estos coágulos sanguíneos.

LA RESPUESTA DE JOHNSON & JOHNSON SOBRE LOS COÁGULOS SANGUÍNEOS

Johnson & Johnson afirmó que estaba al tanto de los coágulos, pero insistió en que aún no se ha establecido inequívocamente un vínculo con su vacuna.

“Estamos enterados de los eventos tromboembólicos, incluso algunos con trombocitopenia, han sido reportados en relación con las vacunas contra el COVID-19”, dijo la empresa en un comunicado. “Hasta el momento, no ha sido establecida una relación causal clara entre estos eventos inusuales y la vacuna”, añadió.

La vacuna de Johnson & Johnson fue autorizada como recurso de emergencia por la FDA a fines de febrero con gran ceremonia, ante la esperanza de que, al requerir una sola dosis y condiciones de almacenamiento relativamente fáciles, impulsaría la campaña de vacunación en todo el país.

DECLARACIÓN ACTUALIZADA DE JOHNSON & JOHNSON

La seguridad y el bienestar de las personas que usan nuestros productos es nuestra prioridad número uno.

Somos conscientes de un trastorno extremadamente raro que involucra a personas con coágulos de sangre en combinación con plaquetas bajas en una pequeña cantidad de personas que han recibido nuestra vacuna COVID-19.

Los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) y la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de los Estados Unidos están revisando datos que involucran seis casos reportados en EEUU, de más de 6.8 millones de dosis administradas.

Por precaución, los CDC y la FDA han recomendado una pausa en el uso de nuestra vacuna.

El médico internista Jaime Salas habló sobre los coágulos sanguíneos en el cerebro que la vacuna de Johnson & Johnson podría causar en algunas personas. Para ver más de Telemundo, visita https://www.nbc.com/networks/telemundo

Además, hemos estado revisando estos casos con las autoridades sanitarias europeas. Hemos tomado la decisión de retrasar de forma proactiva el lanzamiento de nuestra vacuna en Europa y detener las vacunas en todos los ensayos clínicos de la vacuna Janssen COVID-19 mientras actualizamos la guía para investigadores y participantes.

Hemos estado trabajando en estrecha colaboración con expertos médicos y autoridades sanitarias, y apoyamos firmemente la comunicación abierta de esta información a los profesionales sanitarios y al público.

Los CDC y la FDA han puesto a disposición información sobre el reconocimiento y el manejo adecuados debido al tratamiento único que se requiere con este tipo de coágulo de sangre.

Las autoridades de salud aconsejan que las personas que hayan recibido nuestra vacuna COVID-19 y desarrollen dolor de cabeza intenso, dolor abdominal, dolor en las piernas o dificultad para respirar dentro de las tres semanas posteriores a la vacunación deben comunicarse con su proveedor de atención médica.

Para obtener más información sobre la vacuna Janssen COVID-19, haga clic aquí.

Contáctanos