Coronavirus

CDC avala refuerzo de las vacunas de Pfizer y Moderna para todos los adultos

A la decisión del panel, se sumó la directora Rochelle Walensky; más temprano, la FDA también dio su aprobación.

Telemundo

Un panel asesor de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomendó el viernes de modo unánime la aplicación de vacunas de refuerzo contra el COVID-19 de las farmacéuticas Pfizer y Moderna para todos los adultos.

Horas más tarde, la directora de los CDC, Rochelle Walensky, dio su visto bueno, para que todos los mayores de 18 años en Estados Unidos puedan recibir este refuerzo.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Walensky apoyó la recomendación de los asesores científicos de su agencia que, además de ofrecer un refuerzo a todos los adultos, había enfatizado que se debe instar a las personas de 50 años o más a que lo reciban.

Esto ocurrió poco después de que Moderna y Pfizer anunciaran la decisión de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) de aprobar el refuerzo de sus vacunas.

El paso simplificará lo que hasta ahora ha sido una lista confusa de quiénes son elegibles, al permitir que todos aquellos de 18 años o mayores puedan escoger el refuerzo de cualquiera de las dos compañías, seis mes después de su última dosis, sin importar cuál recibieron inicialmente.

LOS CDC DEBERÁN DAR SU VISTO BUENO A LOS REFUERZOS

Sin embargo, queda un último paso: los CDC deben aprobar la ampliación de los refuerzos de Pfizer y Moderna incluso a los adultos jóvenes sanos.

Los asesores científicos de los CDC recomendaron la aprobación el viernes en la tarde.

Si los CDC aprueban la ampliación, decenas de millones más de personas en Estados Unidos podrían tener sus dosis de protección antes del Año Nuevo. Todo aquel que recibió la vacuna de Johnson & Johnson, de una sola dosis, ya puede recibir el refuerzo.

Las tres vacunas usadas en Estados Unidos contra el coronavirus ofrecen una protección fuerte contra enfermedad grave, incluso hospitalización y muerte, sin necesidad de refuerzos, pero esa protección contra infección puede disminuir con el tiempo.

Previamente, el gobierno había dado luz verde a las dosis de refuerzo solamente para grupos vulnerables, entre ellos los de ancianos y personas con problemas crónicos de salud.

Pero Pfizer le pidió la semana pasada a la FDA que expandiera los refuerzos a todo el mundo, citando nuevos datos de un estudio a 10,000 personas. Finalmente, la FDA decidió que había suficiente evidencia, de estudios y del uso real de los refuerzos, para respaldar la expansión.

El gobierno calcula que aumentar la capacidad de manufactura ayudará a paliar una escasez mundial de vacunas, especialmente en naciones de ingresos bajos o medios.

La decisión ocurre en momentos en que los casos nuevos de COVID-19 han aumentado de forma constante en las últimas dos semanas, especialmente en los estados en los que el frío está haciendo que las personas pasen más tiempo en interiores.

Impulsados por estas tendencias preocupantes, algunos estados no esperaron a que los funcionarios federales tomaran una decisión. Utah y Massachusetts fueron los estados más recientes, al anunciar la semana pasada que iban a aplicar los refuerzos a todos los adultos.

Ese era en realidad el objetivo original del gobierno de Biden, pero en setiembre, un panel de la FDA votó unánimemente en contra de la idea, basándose en la eficacia sostenida de las vacunas en la mayoría de los grupos de edad. En cambio, respaldaron una dosis adicional de Pfizer sólo para los más vulnerables.

La farmacéutica solicitó a la FDA que autorice el uso de emergencia de su píldora.

El mes pasado, con el respaldo de su panel asesor, la FDA aprobó los refuerzos de Moderna, que usan la mitad de la dosis que las personas recibieron con las dos primeras inyecciones, para los mismos grupos vulnerables.

Pero ha habido exasperación en la Casa Blanca de que el largo proceso regulatorio ha contribuido a la desinformación y a la confusión sobre los refuerzos, y que eso pudiera significar que el país no esté protegido óptimamente de cara a la temporada navideña.

Contáctanos