República Dominicana

Leyenda dominicana, Jack Veneno, pierde la lucha contra su peor enemigo: el cáncer

La leyenda del deporte de la lucha libre en República Dominicana, Rafael Antonio Sánchez, mejor conocido como "Jack Veneno", murió este martes tras una extensa lucha contra el cáncer de páncreas.

TLMD-jack-veneno-rafael-sanchez-muerte-IG

NUEVA YORK - La leyenda del deporte de la lucha libre en República Dominicana, Rafael Antonio Sánchez, mejor conocido como "Jack Veneno", murió en la madrugada del martes tras su más dura y extensa batalla: el cáncer.

La información fue ofrecida por su hijo Jack Michael Sánchez a través de la cuenta de Instagram del luchador, más adelante fue confirmada a nuestra cadena afiliada CDN por él mismo a través de una llamada vía telefónica.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

"Lamentablemente hoy a las 2:15 am, digo lamentablemente porque duele despedirlo de terrenalmente, partió a la casa del padre. Estamos conformes con darle una calidad de vida como él se la merecía", dijo Jack Michael a CDN.

El presidente Luis Abinader lamentó a través de su cuenta de Twitter que la República Dominicana haya perdido una de las figuras emblemáticas del deporte en el país, y al mismo tiempo se unió al dolor de sus familiares:

"La República Dominicana pierde una de las figuras más emblemáticas del deporte nacional.

Presidente de la República Dominicana, Luis Abinader

Rafael Antonio Sánchez, quien nació el 2 de mayo de 1942 (78 años de edad) en San José de Ocoa, batalló con el cáncer de páncreas durante meses y según las palabras de su hijo Jack Michael, el luchador decidió ir a su casa para estar con su familia cuando llegue el momento de su partida, como así sucedió.

"Realmente fuimos dados de alta con papi a la casa, sabiendo el diagnostico, él (Jack) quiso estar en su casa; quería cuando partiera estar en su cuarto, en su casa, nosotros decidimos estar con él cuidándolo todo este tiempo" dijo Jack Michael.

Fue un ídolo de toda una generación en los años 80. Luego de tener una niñez admirando al enmascarado de plata, también conocido como El Santo, inició en la lucha libre a los 16 años.

Su hijo agradeció a todas las autoridades del país, encabezados por el presidente de la república, Luis Abinader, por todo el apoyo a su padre cuando estuvo recluido en el hospital del doctor Cruz Jiminián.

El programa de lucha libre que se transmitió por Color Visión fue líder de audiencia en la televisión dominicana lo que le permitió visitar gran parte del país, incluyendo estadios de béisbol, donde lo esperaban cientos y cientos de fanáticos de la época del llamado "deporte espectáculo".

Pero sin dudas su casa fue el parque Eugenio María de Hostos, donde su nombre se hizo leyenda.

A este lugar pidió ser llevado antes de partir a la casa del señor.

"Él quiso que lo lleváramos al Eugenio María de Hostos, me llamó, quiso ir a la estatua y lo único que me dijo fue que volvió a respirar", comento su hijo.

La alcaldía del Distrito Nacional, en el 2019 cuando era dirigida por David Collado, develó una estatua en honor a Jack Veneno, por iniciativa de la fundación Luz y Sombras Espacio de Arte, la cual se encuentra en la explanada frontal del Eugenio.

La leyenda de la lucha libre pidió ser cremado y que sus cenizas fueran esparcidas en el mar del malecón de Santo Domingo, frente al parque Eugenio María de Hostos y otra parte en el cementerio Puerta del Cielo.

Paz al alma del "campeón de la bolita del mundo", el hijo de doña tatica, Jack Veneno

Contáctanos