Coronavirus

Personal médico reflexiona a un año de la epidemia del COVID-19

A un año de que la pandemia comenzara a afectar al sur de la Florida, médicos y enfermeras hablan de la batalla que han librado en los hospitales para tratar de salvar vidas y el impacto que eso ha tenido en la comunidad médica.

Telemundo

Cientos de cintas colocadas en unos arbustos afuera del hospital Memorial en Miramar representan a los pacientes de COVID-19 que han logrado ser dados de alta. Es una manera de recordarle a los médicos y enfermeras las victorias que han tenido durante la devastadora pandemia. “Porque nosotros vemos a las familias que pierden a sus seres queridos y tienen hijos, madres, padres”, dice Juana Mejia, gerente de cuidados intensivos del hospital Memorial.

A un año desde que comenzó la pandemia, un letrero afuera del hospital dice que ahí trabajan héroes, refiriéndose al personal médico que ha estado en el campo de batalla arriesgando sus vidas y desgastándose física y emocionalmente. “Porque nosotros sufrimos un poco también, cuando sufre el paciente y este año ha sido un poquito difícil poder superar tanto sufrimiento”, dice el Dr. Jorge Infante, médico de sala de emergencias.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Ellos han visto el sufrimiento de cerca, ya que al no permitirle visitas a los enfermos de COVID-19, han sido las enfermeras y enfermeros los que han estado al lado de los pacientes cuando fallecen. “Cuando vemos que no es posible que estos pacientes superen esta enfermedad, eso nos duele mucho”, dice Juana.

Durante este año el personal médico ha superado obstáculos como la escases de equipos de protección personal para enfrenar un virus del que sabían muy poco. “El no saber, el hecho de que todo esto era nuevo. En realidad me ha enseñado bastante, en cuanto a ser humilde”, admite el Dr. Infante.

Ahora dicen que saben mucho más acerca de cómo atender a los pacientes, mientras la población conoce más acerca de la severidad del virus y cómo protegerse. Pero ese no siempre fue el caso, ya que la comunidad médica dice que mientras luchaban por salvar vidas dentro de los hospitales, batallaban contra la desinformación afuera. “Había teorías e historias de que el virus no era tan peligroso y eso también fue algo difícil”, dice el Dr. Infante.

Otro reto fue aprender a vivir con la posibilidad de que ellos se contagiarían haciendo su trabajo.  “Cada uno de nosotros hemos conocido algún doctor o alguna enfermera que se ha enfermado, que ha estado grave, entonces hay esa preocupación”, explica el Dr. Infante.  

Ahora el Dr. Infante da gracias de haberse podido vacunar y dice sentirse más optimista de que vamos a salir de esta pandemia pronto, mientras la gerente de cuidados intensivos de Memorial dice que pese a lo difícil que ha sido este año, esta agradecida de ser enfermera. “Nosotros estamos muy contentos de tener esta profesión y poder ayudar al prójimo”, dice Juana.

La enfermera dice que aún le preocupan las personas que no toman las precauciones necesarias para evitar la propagación del virus, diciendo que no quiere que terminen en su unidad de cuidados intensivos, porque es muy triste lo que ve ahí.

Contáctanos