Marte

NASA investiga cómo sería la presencia humana en Marte

La NASA financió el estudio por 3 años, pero los profesionales esperan poder continuar su investigación incluso después de ese tiempo. 

Telemundo

Son imágenes que han causado sensación. El rover Perseverance de la NASA aterrizó en Marte el pasado 18 de febrero, y desde entonces ha asombrando a muchos con un vistazo en primera fila al planeta rojo. 

Ahora muchos se preguntan cuando llegará el próximo paso: poner a un ser humano en Marte. Para ello la NASA financió un estudio en una universidad de medicina de Georgia.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

La doctora Megan McGee-Lawrence admite que siempre ha tenido gran interés en el tema de viajes espaciales y es además experta en huesos. Ahora, ha podido combinar estos dos intereses en su investigación.

Meghan McGee-Lawrence, ingeniera biomédica asegura: “Lo que queremos saber es, ¿como sabría el hueso que se está moviendo de manera mecánica?

Dijo la doctora, refiriéndose a que cuando los astronautas flotan en el espacio, no están poniendo presión en sus piernas, por lo que pierden densidad muscular y ósea.

“Con los huesos, pierden alrededor del 1 por ciento de densidad mineral ósea mensualmente. Y cuando se pierde masa ósea, es más probable que experimenten una fractura”, advierte Meghan McGee-Lawrence, ingeniera biomédica.

La doctora explicó que el hueso es un tejido vivo y debe ser ejercitado para mantenerse fuerte. Un reto para los astronautas que permanecen inmóviles, y aquí en nuestro planeta, para pacientes postrados en cama.

"Alguien con una lesión en la médula espinal, aunque no esté usando las piernas, todavía se mueve. Y puede desarrollar una fractura ósea incluso si no está caminando o usando esos huesos. Puede contraerlo por una lesión por contacto, o podría ser una lesión por caída”, explica la ingeniera biomédica, Meghan McGee-Lawrence.

La NASA financió el estudio por tres años, pero estos profesionales esperan poder continuar su investigación incluso después de ese tiempo. 

Contáctanos