Papa Francisco canonizará a Junípero Serra

Papa Francisco canonizará a Junípero Serra

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Preparativos para una tormenta: Una guía para su familia y su hogar

    LOS ÁNGELES (California) - El papa Francisco anunció que en septiembre de este año, cuando está prevista su visita a Estados Unidos, canonizará al franciscano español y ya beato Junípero Serra Ferrer, fundador de varias misiones en California.

    "Si Dios quiere canonizaré a fray Junípero Serra en septiembre en los Estados Unidos", aseguró a medios de comunicación.

    Está previsto que el pontífice viaje a Filadelfia en septiembre para participar en la Jornada Mundial de la Familia, pero aún no hay un programa ni se conoce si visitará otros países.

    Junípero Serra Ferrer nació el 24 de noviembre de 1713 en Mallorca (España) y falleció el 28 de agosto de 1784 en Monterrey, en el estado de California.

    El franciscano había sido ya beatificado en 1988 en una ceremonia en Los Ángeles, en la que hubo numerosas protestas por parte de algunos nativos estadounidenses.

    La canonización de Junípero Sierra se produce, como dijo el papa, sin que se haya confirmado un segundo milagro, necesario para poder ser elevado a los altares.

    Sobre ello, Francisco explicó que ha decidido elevar a los altares a Junípero Serra y a otros beatos por lo que se llama una canonización equivalente, es decir sin la necesidad de aprobar un milagro y debido a la probada veneración popular.

    "He decidido canonizar a aquellos que hicieron una gran labor de evangelización y que recogen el espíritu evangelizador de la 'Evangelii Gaudium' (su exhortación apostólica "La alegría del evangelio"), explicó Francisco.

    Lo mismo ocurrió con Jose Vaz, el misionero que fue canonizado por Francisco ayer en Colombo y que se convirtió en el primer santo cingalés.

    Fray Junípero Serra se unió en 1749 al colegio de misioneros franciscanos de San Fernando, en México, y en 1767 fue nombrado superior de las misiones franciscanas de Baja California, México, y dos años después llegó a lo que hoy es territorio estadounidense para continuar su labor de evangelización.