Citando una amenaza ambiental, Starbucks dejará de usar pitillos plásticos

Los popotes de plástico se han convertido en un polémico tema entre varias empresas.

starbucksnewlidStrawless_lids_(5)

Starbucks dejará de usar pitillos (popotes, pajillas, pajitas, sorbetos, etc.) de plástico en todas sus ubicaciones en los próximos dos años citando el daño ambiental que causa a los océanos, anunció la empresa este lunes.

La compañía se convierte en la cadena de restaurantes más grande en tomar una medida de este nivel y viene en un momento que las llamadas para reducir los desechos a nivel mundial aumentan.

Seattle, la ciudad donde Starbucks fue fundada, prohibió utensilios y pitillos de plástico la semana pasada. Una semana después de que su ciudad natal prohibió el uso de los plásticos, la compañía de Seattle dijo que para el 2020 sólo usará materiales biodegradables como papel y cartón especial, y hasta está probando si pudieran implementar tapas que no necesiten pitillos.

La compañía ya ofrece algunas de alternativas en Seattle.

Otras ciudades, como Fort Myers en Florida también ha prohibido pitillos de plástico. Propuestas similares se están considerando en Nueva York y San Francisco.

El problema de los residuos se ha convertido en un tema ambiental que todas las salas empresarias están discutiendo. En febrero, Dunkin’ Donuts dijo que eliminaría las copas de espuma de poliestireno de sus tiendas para 2020.

Los accionistas de McDonald's votaron en contra de una propuesta que solicitaba un informe sobre los pitillos de plástico en mayo.

A la vez, McDonald's dijo recientemente que cambiaría a pitillos de papel en el Reino Unido e Irlanda para el próximo año y probará alternativas a los pitillos de plástico en algunos lugares de Estados Unidos. La cadena de hamburguesas dijo este año que solo usaría materiales reciclados u otros materiales amigables con el medio ambiente para sus refrescos, cajas Happy Meal y otros empaques para el 2025.

Si bien los pitillos de plástico se han convertido en uno de los problemas más importantes para el medio ambiente, representan solo el 4% de la basura plástica por cantidad de piezas y mucho menos por peso. Los pitillos suman alrededor de 2,000 toneladas de las casi 9 millones de toneladas de desechos de plástico que terminan en los océanos cada año.

Las tapas que no requieren pitillos comenzarán a aparecer en los Starbucks de Seattle y Vancouver este otoño, con despliegues por fases dentro de EEUU y Canadá para el próximo año. Seguirá un despliegue mundial de estas tapas inovadoras, comenzando en Europa, donde se utilizará en tiendas selectas de Francia y los Países Bajos, así como en el Reino Unido.

Contáctanos