Perú

Video revela presunto abuso policial contra indígenas en protesta que dejó 3 muertos

Telemundo

LIMA - Ocho meses después de que tres indígenas peruanos muriesen y otros diez quedasen heridos en una protesta durante la ocupación de una planta petrolífera, la publicación de un video con las imágenes de los hechos confirmó los abusos cometidos por la policía, que disparó a quemarropa contra los nativos amazónicos.

Las imágenes, captadas por una cámara de seguridad de la petrolera canadiense PetroTal contra la que protestaban los nativos, fueron difundidas por la Organización Regional de los Pueblos Indígenas del Oriente (ORPIO) de Perú tras habérselas facilitado la Fiscalía de Requena, que investiga el caso.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Los hechos se remontan a la noche del 9 de agosto de 2020, cuando los indígenas, de etnia kukama, y habitantes del distrito de Puinahua, en la región de Loreto, protestaban contra la compañía para exigir electricidad 24 horas, suministro de agua potable, desagüe, educación, salud, y una parte de los beneficios del petróleo.

En las imágenes se aprecia a un numeroso grupo de kukamas armados con lanzas y reunidos frente al ingreso a las instalaciones de PetroTal en el Lote 95, un yacimiento en mitad de la selva amazónica del que se extrae crudo desde 2018.

Al otro lado hay una veintena de policías que impiden el ingreso de los nativos a las instalaciones y resguardan a representantes de la empresa que habían entablado un diálogo con los manifestantes.

Tras elevarse la tensión, los kukamas deciden irrumpir abrupta y repentinamente en las instalaciones de PetroTal, lo que genera una serie de forcejeos con la Policía donde, en cuestión de segundos, se producen los disparos de armas de fuego que dejan a dos nativos tendidos en el suelo.

PERÚ - Las elecciones se celebrarán en uno de los peores momentos de la pandemia en Perú, donde en los últimos días se ha batido el récord de nuevos contagios reportados en un solo día, con más de 12,000 casos.

Mientras el resto de los manifestantes, algunos ya heridos, se retiran por el lanzamiento de gases lacrimógenos, la Policía golpea a los heridos que siguen en el piso, a los que deja momentáneamente sin atención mientras uno de ellos se retuerce de dolor.

En otro momento más avanzada la noche, operarios de la empresa recogen uno de los cuerpos inertes que había quedado dentro del terreno de la compañía y lo embarcan en una nave fluvial.

Para los indígenas, el video demuestra que el entonces ministro del Interior, Jorge Montoya, mintió al afirmar que fueron los nativos los que iniciaron el enfrentamiento al disparar escopetas de perdigones contra los policías.

Un grupo de 487 personas fueron inmunizadas en secreto.

"Queda descartado totalmente las falsas informaciones que hizo el ministro", afirmó el presidente de la Asociación Indígena de Desarrollo y Conservación del Bajo Puinahua (Aidecobap) y uno de los líderes de la protesta, James Pérez.

"Dijo que nosotros estuvimos armados con armas de fuego y que nosotros habíamos disparado primero a la Policía y, que ellos, en defensa propia, habían contrarrestado los disparos. Eso quedó ayer totalmente desbaratado", añadió.

El video también parece sostener que los agentes policiales utilizaron armamento letal para contener manifestaciones, algo que no está contemplado inicialmente en su protocolo de actuación.

La legalización de la eutanasia en Perú está desde este jueves en manos de la Justicia, donde quedó vista para sentencia la demanda de una muerte digna presentada por Ana Estrada, una mujer de 44 años que desde los 12 sufre polimiositis, una enfermedad degenerativa que atrofia y debilita los músculos.

"Las imágenes no mienten. Se puede apreciar la crueldad con la que actuó la Policía Nacional para matarnos. Esa es nuestra humilde opinión. Las imágenes son horrendas y dejan mucho que desear respecto al accionar de la Policía", manifestó Pérez.

El líder de los kukamas de Puinahua lamentó que apenas se ha avanzado nada en las promesas que les hizo el Gobierno para levantar la protesta.

De momento lo único conseguido, según Pérez, es que lograron el compromiso de la empresa para suministrar al municipio electricidad durante 20 horas al día, pues en buena parte de la Amazonía la luz debe ser generada a partir del petróleo.

"Lo único que esperamos es que se haga justicia por los hermanos que han muerto. Aún quedan 10 heridos y niños huérfanos y familias que siguen sufriendo por la pérdida de sus seres queridos", recordó Pérez.

"A día de hoy no hay ni un imputado. No se ha avanzado nada en realidad, pero la Justicia va a llegar tarde o temprano, porque nosotros iremos si hace falta hasta fueros internacionales con el afán de buscar la verdad y que esto salga a la luz de una vez por todas", concluyó.

Contáctanos