Fernando Lugo

Paraguay: expresidente Fernando Lugo en coma inducido tras sufrir una embolia

Los médicos dicen que está estable y sin evidencia de lesiones significativas, aunque advierten que es demasiado pronto para determinar la magnitud de los daños.

ASUNCIÓN, Paraguay - El expresidente de Paraguay y actual senador Fernando Lugo se encontraba en coma inducido el miércoles después de sufrir una embolia.

Los médicos dicen que está estable y sin evidencia de lesiones significativas, aunque advierten que es demasiado pronto para determinar la magnitud de los daños, pues ya padecía otros problemas de salud.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

“Ahora está estable y la lesión primaria que tenemos es una lesión que nos permite ser un poquito optimistas”, dijo el doctor Jorge Querey, quien al igual que Lugo es senador por la coalición de izquierda Frente Guasú.

Lugo, de 71 años, fue transferido a otro hospital para que le practicaran exámenes adicionales.

Aparentemente, el exmandatario habría ignorado síntomas menores relacionados con el derrame que sufrió horas después. Posteriormente se convulsionó en su oficina del Senado, dijo Querey, quien indicó que el episodio fue similar a “lo que la gente conoce normalmente como un ataque epiléptico”.

Lugo, exobispo católico, fue presidente de 2008 a 2012, año en el que el Senado lo destituyó. Sigue siendo el único presidente electo de izquierda en la historia reciente de Paraguay.

“La lesión es relativamente pequeña”, añadió Querey, quien está a cargo de buena parte de la atención del expresidente. “Si no encontrásemos nada extraordinario por fuera de lo que ya encontramos, podría ser manejable”.

De todas formas, Querey advirtió que Lugo es un paciente crónico debido a padecimientos anteriores.

El exmandatario permanecerá en coma inducido al menos de 12 a 24 horas.

ACTUALIZACIONES SOBRE SU SALUD

En declaraciones a periodistas sobre la salud del líder político, Querey dijo a periodistas el jueves que Lugo es un "paciente crítico con intervenciones múltiples" que permanece "estable".

"Estable en el funcionamiento integral y estable en términos de la herida operatoria", complementó el galeno, que describió como "razonable" los signos vitales, presión arterial, latidos cardíacos y funcionamiento renal del dirigente de izquierda.

Sin embargo, aclaró que la evolución del sitio quirúrgico podrá evaluarse dentro de las próximas 48 o 72 horas.

"Esta mañana estamos estables", puntualizó Querey, quien consideró que "aún es muy temprano" para hacer un pronóstico.

En todo caso, confirmó que el legislador permanece en terapia intensiva, sigue conectado a un respirador y está recibiendo "sedación importante".

Horas antes, la senadora Esperanza Martínez, que fue ministra de Salud durante el mandato de Lugo (2008-2012) y es médica de profesión, dijo a la Radio Monumental que se debió practicar "un procedimiento invasivo" a Lugo para detener el sangrado.

"En este momento, ya está en sala de terapia. Estable, con pronóstico reservado, por supuesto, pero por lo menos se pudo superar esta primera fase, que fue la cirugía que duró cerca de cuatro horas", complementó la dirigente del Frente Guasu, la fuerza de izquierdas con la que Lugo llegó al Senado en 2013.

Lugo, quien fue diagnosticado con linfoma durante su mandato, tomaba medicamentos para controlar la hipertensión y mejorar su circulación. Recibió tratamiento contra el cáncer en Brasil y los médicos le dijeron que su linfoma había estado en remisión completa.

Se espera que un buzo especializado pueda iniciar la búsqueda
Contáctanos