Turquía

Muerte y destrucción: el norte de Turquía devastado por inundaciones y el sur por incendios

Entre las decenas de desaparecidos estaban unas mellizas de 12 años y sus abuelos, que quedaron atrapados dentro de un edificio de ocho pisos que se derrumbó en Bozkurt.

Telemundo

ANKARA, Turquía. — El saldo de muertes por las inundaciones y los aludes en el norte de Turquía subió el viernes a 27 luego que los equipos de búsqueda y rescate encontraron otros 10 cadáveres en la madrugada, dijeron las autoridades. Decenas de personas seguían desaparecidas.

Fuertes aguaceros azotaron las provincias de Bartin, Kastamonu, Sinop y Samsun, en la costa del Mar Negro, el miércoles, causando inundaciones que demolieron viviendas y puentes y arrastraron vehículos. Cientos de personas fueron rescatadas por helicópteros y 1,700 personas más fueron evacuadas. Muchas estaban siendo albergadas en dormitorios estudiantiles.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

La mayoría de las muertes se produjeron en Kasramonu, donde un riachuelo se desbordó e inundó la ciudad de Bozkurt. Las crecidas derribaron un edificio y dañaron severamente otros dos.

En un comunicado, el servicio de emergencias turco, AFAD, informó de que "25 ciudadanos de Kastamonu y 2 ciudadanos en Sinop han perdido la vida a causa de las inundaciones". Las cadenas de televisión muestran edificios de hasta ocho pisos que se derrumban al socavar el agua sus cimientos y los servicios de rescate trasladando a evacuados en lanchas.

Impresionantes imágenes de los daños causados en Sinop, en la costa turca frente al Mar Negro.

AFAD indicó que los socorristas seguían buscando a una mujer de 80 años sigue desaparecida en la provincia de Bartin. La televisora privada NTV reportó que decenas de personas (por lo menos 100) seguían desaparecidas.

Entre ellas estaban unas mellizas de 12 años y sus abuelos, que quedaron atrapados dentro de un edificio de ocho pisos que se derrumbó en Bozkurt. Los equipos de emergencia revisaban los escombros en busca de sobrevivientes.

La madre de las niñas, Arzu Yucel, le dijo a la agencia noticiosa DHA que ella había salido del edificio luego que las autoridades recomendaron trasladar los vehículos a lugares más elevados. Cuando regreso, el agua rodeaba el edificio, impidiendo el acceso. Desde otro edificio, ella vio a sus hijas hacerle señales con las manos.

“Hablamos por teléfono. Ellas me dijeron ‘No te preocupes, mamá, estamos bien’, dijo Yucel. “Ellos nos dijeron ‘muden sus coches’ No dijeron ‘salven sus vidas, salven a sus hijos’ Yo pudiera haberlas sacado de allí”.

Los servicios de emergencia turcos han movilizado a un equipo de 1,000 trabajadores de búsqueda y rescate, con maquinaria de construcción, ambulancias y perros.

El presidente Recep Tayyip Erdogan, que canceló las celebraciones por el 20mo aniversario de su partido, visitó el área el viernes y prometió reconstruir viviendas, caminos y puentes.

Las inundaciones se producen luego de incendios forestales en el sur de Turquía que devastaron bosques en las provincias costeras de Mugla y Antalya, populares para el turismo. Al menos ocho personas murieron y miles de residentes se vieron forzados a huir.

Los climatólogos dicen que el cambio climático provocado por el consumo de carbón, petróleo y gas natural es la causa más probable de fenómenos extremos como olas de calor, sequías, incendios, inundaciones y tormentas. Se prevé que la frecuencia de estas calamidades aumentará a medida que el planeta se calienta.

Turquía dice haber puesto fin a la oleada de 15 días de incendios

Tras 15 días de denodados esfuerzos, bomberos y guardias forestales turcos han conseguido poner fin a la oleada de incendios que desde el 28 de julio arrasaban el sur y oeste del país, afirmó el jueves el ministro turco de Agricultura y Bosques, Bekir Pakdemirli.

El ministro anunció en Twitter que se había conseguido controlar el incendio de Köycegiz, en la provincia de Mugla, que se había declarado el 28 de julio en esta zona costera del mar Egeo. Se trata del mayor y más persistente de los quince grandes incendios contabilizados en las últimas dos semanas, subrayó el ministro.

Fue allí donde desde el pasado día 3 intervino un equipo español con dos aviones apagafuegos de los que más tarde uno se trasladó a Grecia. Pakdemirli informó de que también estaba bajo control el incendio de Bucak, en la provincia de Burdur, al norte de la ciudad turística de Antalya, que ayer se vio inundada por nubes de humo y cenizas de este foco, pese a una distancia de 43 millas.

El mapa difundido por el Ministerio momentos después muestra por primera vez en dos semanas Turquía libre de focos activos, tras luchar contra 299 incendios de todo tamaño contabilizados en 15 días. El último gran fuego declarado, el de Bucak, duró 21 horas y calcinó 300 hectáreas de bosque, informa el diario turco Birgün.

Aún no se han dado a conocer cifras sobre el total de los daños causados, aunque un único incendio, el de Manavgat en Antalya, apagado el fin de semana pasado, calcinó 60,000 hectáreas, según estimaciones de la Cámara de Comercio provincial.

Pakdemirli advirtió de que "con certeza" seguirán declarándose nuevos focos de fuego "todos los días" en algún lugar, mientras dure el verano, pero expresó su confianza en que los equipos de bomberos puedan impedir que se expandan. De las 8 personas fallecidas por las llamas en ese periodo, 7 murieron en Manavgat y una persona en Marmaris, en la provincia de Mugla.

Contáctanos