Mundo

Israel bombardea túneles milicianos en la Franja de Gaza

Desde el inicio de los ataques hace una semana, 188 palestinos han muerto, entre ellos niños y mujeres; entre los israelíes, las víctimas son ocho.

GETTY IMAGES

CIUDAD DE GAZA, Franja de Gaza — El Ejército israelí lanzó fuertes ataques aéreos sobre la Franja de Gaza el lunes por la mañana, en los que dijo haber destruido nueve millas de túneles milicianos y las viviendas de nueve supuestos comandantes de Hamas.

Vecinos de Gaza, a los que despertaron los bombardeos antes del amanecer, los describieron como los más fuertes desde el inicio de la guerra hace una semana, aún más potentes que la oleada de ataques del día anterior en Ciudad de Gaza, que mató a 42 personas y destruyó tres edificios.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

En un primer momento no había noticias sobre las víctimas de los últimos ataques. Un edificio de tres plantas en Ciudad de Gaza sufrió graves daños, aunque sus residentes dijeron que el Ejército les había avisado 10 minutos antes del ataque y todo el mundo pudo salir.

Muchos de los proyectiles cayeron en terrenos de cultivo cercanos, dijeron.

SIGUEN LOS ATAQUES A UNA SEMANA DEL INICIO DE LA CRISIS

Los ataques causaron daños importantes en carreteras y otras infraestructuras, según dijo el alcalde de Gaza, Yahya Sarraj, a la televisora Al-Jazeera. “Si la agresión continúa, esperamos que las condiciones empeoren”, dijo.

También advirtió que el territorio se está quedando sin combustible ni piezas de recambio. Naciones Unidas ha advertido que la única central eléctrica de Gaza corre el riesgo de quedarse sin combustible.

Esos llamamientos a detener la violencia fueron la tónica general en las intervenciones de los miembros del Consejo de Seguridad.

El territorio ya sufre apagones diarios de entre 8 y 12 horas, y el agua del grifo no es potable.

La guerra comenzó el lunes pasado cuando Hamas envió cohetes de largo alcance a Jerusalén después de semanas de enfrentamientos en la zona antigua de Jerusalén entre manifestantes palestinos y policías israelíes.

Las protestas se centraban en las agresivas intervenciones policiales en un disputado lugar de culto durante el mes sagrado del Ramadán y en la amenaza de desahucio sobre docenas de familias palestinas a instancias de colonos judíos.

Insurgentes palestinos han disparado unos 1,800 proyectiles e Israel lanzó más de 600 ataques aéreos que derribaron al menos tres bloques de apartamentos.

Desde entonces, el Ejército israelí ha hecho cientos de ataques aéreos, que según dice van dirigidos contra la infraestructura militar de Hamas. Milicianos palestinos en Hamas han lanzado más de 3,100 cohetes a Israel.

Al menos 188 palestinos han muerto en cientos de ataques aéreos sobre Gaza, incluidos 55 niños y 33 mujeres, con 1,230 personas heridas.

Ocho personas han muerto en Israel por ataques con cohetes desde Gaza, incluido un niño de cinco años y un soldado.

Se intensifica la ofensiva ante una posible invasión.

“No he visto este nivel de destrucción en mis 14 años de trabajo”, dijo Samir al-Khatib, funcionario de servicios de rescate en Gaza. “Ni siquiera en la guerra de 2014”, añadió, en alusión a la más destructiva de las cuatro guerras que han librado Israel y Hamas.

El Ejército dijo haber atacado nueve casas en diferentes puntos del norte de Gaza, que pertenecían a “comandantes de alto rango” en Hamas, el grupo islamista que controla el territorio desde que arrebató el control a fuerzas palestinas rivales en 2007.

En los últimos días, Israel ha atacado viviendas de varios líderes de Hamas, como Yehiyeh Sinwar, su jefe principal en Gaza.

Las fuerzas israelíes han atacado algunas zonas con disparos de tanques estacionados cerca de la frontera con Gaza. El conflicto armado ya lleva cinco días y más de 100 muertos.

La cúpula del grupo se recluye en un lugar desconocido cuando comienzan los combates, y era improbable que sus líderes estuvieran en casa en el momento de los ataques.

Hamas y el grupo Yihad Islámica dicen que al menos 20 de sus combatientes han muerto, aunque Israel afirma que la cifra es mucho mayor y ha publicado los nombres y fotografías de más de dos docenas de comandantes milicianos que dice haber “eliminado”.

El Ejército dijo haber alcanzado 35 “blancos terroristas” además de los túneles, que describió como parte de un complejo sistema apodado “Metro” que emplean los combatientes para eludir a los aviones. En la operación participaron 54 aeronaves.

Israel y Hamas se encuentran al borde de una guerra a gran escala.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, dijo el domingo en un discurso televisado que los ataques continuarían a “pleno rendimiento” y que “tomarán un tiempo”. Israel, dijo, “quiere cobrar un alto precio” a Hamas.

Los ataques aéreos han derribado varios de los edificios más altos de Ciudad de Gaza, que según Israel contenían infraestructura militar de Hamas. Entre ellos estaba el edificio que alojaba las oficinas de The Associated Press y otros medios.

Sally Buzbee, directora ejecutiva de AP, ha pedido una investigación independiente sobre el ataque que destruyó la oficina de AP el sábado. El Ejército israelí alertó a los trabajadores y residentes del inmueble y todos pudieron evacuar el edifico de forma segura antes del ataque.

Los recuerdos son hoy las tres guerras de 2008, 2012 y 2014, esta última la más sangrienta, con más de 2,200 víctimas fatales palestinas y 73 israelíes.

Netanyahu afirma que los servicios de inteligencia de Hamas operaban en el edificio, y el domingo dijo que compartiría cualquier información al respecto a través de canales de inteligencia.

Ni la Casa Blanca ni el Departamento de Estado dijeron si habían recibido información.

AP trabajó desde ese edificio durante 15 años, que incluyeron tres guerras previas entre Israel y Hamas. Las cámaras de la agencia, que operaban desde su oficina y la terraza en la última planta, ofrecían cobertura en vivo las 24 horas y mostraban cómo los cohetes salían hacia Israel y los ataques israelíes golpeaban la ciudad y sus alrededores.

Contáctanos