Invasión a Ucrania

Ataque ruso con misiles en Odesa deja al menos 18 muertos; intensifican asedio en Lisichansk

El misil impactó varios edificios residenciales y habría dejado heridos a otras 30 personas.

Edificio en Odesa impactado por un misil
EFE

KIEV, Ucrania — Un ataque ruso con misiles contra edificios residenciales en la ciudad portuaria ucraniana de Odesa la madrugada del viernes mató al menos a 18 personas, entre ellas dos niños, informaron las autoridades.

Un video del ataque de la madrugada del viernes mostró los restos carbonizados de edificios en Odesa.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

El subjefe de la oficina presidencial de Ucrania, Kirill Tymoshenko, dijo que 18 personas murieron, incluyendo dos niños. Un portavoz del gobierno regional de Odesa, Serhiy Bratchuk, dijo en la aplicación de mensajería Telegram que otras 30 resultaron heridas.

Los informes de prensa ucranianos señalaron que el objetivo del ataque con misiles era un edificio de apartamentos de varios pisos y un área recreativa.

El ataque se produce un día después que los soldados rusos se retiraron de la Isla de las Serpientes, una isla clave del Mar Negro, relajando potencialmente la amenaza a la crucial ciudad portuaria ucraniana de Odesa. Pero mantuvieron sus acciones para rodear el último bastión de resistencia en la provincia oriental de Luhansk.

Surgió desde la ultraderecha en el 2014 en Ucrania.

El Kremlin catalogó la retirada de la Isla de las Serpientes como un “gesto de buena voluntad”. El ejército de Ucrania aseveró que obligó a los rusos a huir en dos pequeñas lanchas rápidas luego de un aluvión de ataques de artillería y misiles ucranianos. No se reveló el número exacto de soldados.

La Isla de las Serpientes se encuentra a lo largo de una ruta de navegación muy transitada. Rusia tomó el control de ella durante los primeros días de la guerra aparentemente con la esperanza de utilizarla como base para un ataque contra Odesa.

CERCO A LISICHANSK

Rusia aseguró este viernes que las fuerzas rusas y prorrusas han llegado a las puertas de la ciudad de Lisichansk, último bastión bajo control de Ucrania en la región oriental de Lugansk, tras haberse hecho con el control de una refinería y de otras zonas industriales en el sur y sureste.

"Las fuerzas aliadas (rusas y prorrusas) se encuentran directamente a las puertas de Lisichansk", señaló el portavoz del Ministerio de Defensa, teniente general Ígor Konashénkov, en su parte bélico matutino.

Según el representante en Rusia de la autoproclamada república popular de Lugank (RPL), Rodión Miroshnik, las fuerzas rusas han redoblado su ofensiva sobre la ciudad de Lisichank, el último reducto ucraniano en la región oriental de Lugansk, donde atacan desde cuatro direcciones.

Por su parte, el Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Ucrania, en su página de Facebook, confirma que los rusos atacan con artillería las pocas posiciones que los ucranianos mantienen en Lisichansk.

OTRA FOSA EN MARIÚPOL

En Mariúpol se ha hallado otra fosa común con más de cien cuerpos, según el asesor de la alcaldía Petró Andryushchenko, quien agregó que las exhumaciones en esta ciudad portuaria ucraniana han quedado paralizadas definitivamente.

"Tristes hallazgos cada semana. Una nueva fosa común bajo los escombros en la margen izquierda. Una vez más, más de cien cuerpos de personas desde finales de febrero", escribió Andryushchenko en Telegram.

"Los ocupantes retiran los escombros de las inmediaciones y, de nuevo, no se habla de volver a enterrarlos" y agregó que "la gente de hecho sigue viviendo en criptas".

MÁS MENORES MUERTOS

La invasión de Ucrania por el ejército ruso ya ha matado a al menos 343 niños en el país, y 635 han resultado con heridas de diversa consideración, informó este viernes la Oficina del Fiscal General de Ucrania en su canal de Telegram, informa la agencia local Ukrinform.

“Más de 978 niños se han visto afectados en Ucrania como resultado de una agresión armada a gran escala por parte de la Federación Rusa. Según la información oficial proporcionada por los fiscales de menores, 343 niños han muerto y más de 635 han resultado heridos”, señaló el informe.

Además, los ataques aéreos y de artillería diarios de Rusia dañaron 2102 instituciones educativas en toda Ucrania, de las cuales, 215 fueron completamente destruidas.

La agencia Ukrinform recuerda que al menos 4,731 civiles han muerto desde el comienzo de la invasión de Ucrania el pasado 24 de febrero, pero las cifras reales son considerablemente más altas, ya que es difícil contabilizarlas debido a los combates.

Contáctanos