SAP: accidentes primera causa de muerte de niños en Argentina

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Preparativos para una tormenta: Una guía para su familia y su hogar
    EFE

    La Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) alertó este miércoles de que la primera causa de muerte en niños de 1 a 15 años en el país son los accidentes, como caídas desde la cama, percances de tráfico, intoxicaciones con medicamentos, contactos con electricidad o ahogamientos.

    Por ello, la SAP enumeró en un comunicado una serie de recomendaciones para evitar las lesiones por causas externas, que en Argentina presentan una tasa de mortalidad de 11,6 casos por cada 100.000 niños, superior a la de países vecinos como Uruguay y Chile.

    Lo que hizo una madre al saber que su hijo es transgénero

    [TLMD - NATL] Lo que hizo una madre al saber que su hijo es transgénero

    El post de la mujer en Facebook se hizo viral.

    (Publicado miércoles 6 de febrero de 2019)

    Algunas de las medidas recomendadas para que los niños no sufran estos accidentes son no dejarlos solos, no dejar líquidos calientes en mesas ni objetos pequeños a su alcance -mucho menos si son cortantes-, instalar cercas alrededor de las piscinas y fijar debidamente los televisores.

    Atendiendo a cifras de la Dirección de Estadísticas e Información en Salud (DEIS), entre 2013 y 2015 fallecieron en promedio 1.186 niños por año por accidentes, es decir, unos tres al día.

    Asimismo, existe una mayor mortalidad en niños más pequeños, en los varones y en algunas provincias vinculadas con mayores índices de pobreza.

    Entre las causas más frecuentes, figuran los accidentes de tránsito (25,1 %), asfixia (14,4 %), ahogamiento (11,4 %) y eventos con intención no determinada (11,9 %), que incluyen aquellos accidentes que no se sabe si fueron intencionales o no.

    "Es importante tener presente que las cifras que habitualmente se señalan como 'mortalidad infantil' son datos del primer año de vida. En este período las principales causas de muerte están vinculadas a eventos relacionados con el período de gestación, el nacimiento, malformaciones congénitas y problemas respiratorios", explicó la epidemióloga pediatra Andrea Perinetti.

    "Sin embargo -prosiguió-, ante una muerte por causa indeterminada en este grupo etario es pertinente sospechar la posibilidad de maltrato o negligencia".

    Desde la Sociedad Argentina de Pediatría aseguraron que la seguridad de los niños depende del ambiente en el que se desarrolla su cotidianeidad.

    Rubén Zábala, prosecretario del Comité de Prevención de Lesiones de la SAP, sostuvo que los niños "habitualmente están en contacto con situaciones y elementos riesgosos mucho tiempo antes de tener la comprensión de que eso es un peligro".

    "Hay que tener en cuenta que en el verano aumenta la incidencia de este tipo de lesiones debido a modificaciones en el tipo de actividades que se realizan, muchas de ellas al aire libre, traslados a otras casas no tan conocidas ni por el niño ni por el adulto, y una mayor exposición de los menores a situaciones menos cotidianas", añadió.

    Esta advertencia se produce en plena temporada veraniega, cuando se han producido sonados accidentes como la muerte de un niño de dos años aplastado por un televisor o la de otro de cinco por ahogamiento en una piscina en La Plata, capital de la provincia de Buenos Aires.