Londres: lanzan a bebé de edificio que ardió en llamas

Según un testigo, el bebé habría sido lanzado al menos 9 pisos.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Miami, Ayer y Hoy
    EFE
    Dos operarios observan los daños causados por el incendio declarado en la Torre Grenfell en Lancaster West Estate en Londres (Reino Unido)

    El Gobierno británico anunció este miércoles que se inspeccionarán torres de viviendas similares a la Grenfell, en el oeste de Londres, para evitar incendios como el que este miércoles causó al menos 12 muertos y 78 heridos en ese edificio.

    Según testigos, un bebé lanzado desde la ventana del edificio, cayó al menos 9 pisos, antes de ser atrapado por un espectador.

    "Una mujer apareció en la ventana haciendo gestos e intentando llamar la atención de alguién", dijo Samira Lamrani a NBC News. "Ella tenía al bebé en la mano - estaba haciendo gestos como si fuera a tirar al bebé."

    La testigo agregó: "Ella envolvió al niño en una especie de manta gruesa, y luego dejó caer al bebé por la ventana."

    Lamrani observó como un miembro del público capturó al niño - "milagrosamente", como ella dijo.

    El bebé se cayó en una línea recta, y un chico corrió hacia adelante y el bebé cayó en sus brazos", dijo. 

    Según Lamrani, algunas personas atrapadas dentro de la Torre Grenfell de 24 pisos estaban "golpeando, frenéticamente golpeando las ventanas tratando de salir".

    Ella agregó: "La expresión de frustración en sus rostros, como si dijera ..." estamos ardiendo y nadie está haciendo nada ".

    Lamrani también relató haber visto a un hombre en una planta baja que estaba "literalmente rogando por su vida" mientras las llamas se acercaban.

    "Obviamente no pudo encontrar una ruta de escape y no podía irse", dijo. "Estábamos haciendo gestos para él ... para saltar, ya sabes, unos huesos rotos y al menos tienes tu vida".

    El comisionado de la Brigada de Bomberos de Londres, Dany Cotton, calificó el incendio de la noche a la mañana como un "incidente sin precedentes".

    Agregó: "En mis 29 años de ser bombero, nunca he visto nada de esta escala, es un incendio que afectó a todos los pisos de la estructura de 24 pisos desde el segundo piso hacia arriba". 

    Según el secretario de Estado de Policía y Bomberos del Reino Unido, Nick Hurd, el Ejecutivo iniciará un proceso para identificar inmuebles de características parecidas que "hayan podido pasar por un proceso de rehabilitación similar" al del edificio londinense, que albergaba 120 viviendas en 24 plantas.

    "Pondremos en marcha un sistema de chequeos para poder dar garantías a la gente lo más rápido posible", afirmó el secretario de Estado, quien rehusó comentar si las autoridades locales habían recibido avisos sobre los sistemas contra incendios de la torre Grenfell.

    "Espero que la gente comprenda que la prioridad del Gobierno en estos momentos es coordinar la respuesta de emergencias, lidiar con la seguridad y tratar de salvar vidas", señaló Hurd.

    En una "siguiente fase", el Ejecutivo "buscará respuestas a las cuestiones que la gente, comprensiblemente, se hace, para poder entender realmente qué ha ocurrido", aseguró.

    Jeremy Corbyn, líder del Partido Laborista británico, primero de la oposición en el Reino Unido, criticó que las autoridades locales y las empresas privadas que gestionan edificios de viviendas como el que ardió en la madrugada, han visto recortada su financiación en los últimos años.

    Corbyn indicó que en 2009, tras un fuego similar en la torre Lakanal House, en el sur de la capital británica, se pidió la instalación de rociadores automáticos para la extinción de incendios en ese tipo de inmuebles.

    "Sospecho que no se han instalado en muchos lugares", apuntó el dirigente laborista, para quien "es necesario que ciertas preguntas muy pertinentes se hagan tan pronto como sea posible" en relación al incendio que comenzó esta madrugada.

    Un portavoz de la asociación de residentes de la torre Grenfell, David Collins, dijo por su parte a la cadena pública BBC que los vecinos habían transmitido en varias ocasiones a los administradores de la finca y el Ayuntamiento de Kensington y Chelsea sus temores sobre la seguridad del bloque.

    El Grupo de Acción de Grenfell, que vela por los edificios de protección oficial y los servicios públicos del barrio de Kensington y Chelsea, colgó un mensaje en su blog en el que manifiesta que también había alertado a las autoridades, pero sus advertencias sólo encontraron "oídos sordos".

    "Predijimos que una catástrofe como esta era inevitable y solo era cuestión de tiempo", lamentó el grupo.