En tres segundos cae edificio donde vivió Pablo Escobar

DÍAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Implosión acaba con edificio donde vivió Pablo Escobar

    El edificio Mónaco, que fue residencia y cuartel del jefe del cartel de Medellín, Pablo Escobar, fue reducido a escombros en solo tres segundos este viernes para construir en su lugar un parque en memoria de las víctimas del narcoterrorismo en Colombia.

    (Publicado viernes 22 de febrero de 2019)

    MEDELLÍN, Colombia — Las autoridades colombianas demolieron el viernes con una implosión controlada el edificio Mónaco, emblema y fortín del extinto jefe del Cartel de Medellín, Pablo Escobar.

    El edificio se encontraba en la zona de Poblado, al sur de la ciudad de Medellín, y en su lugar se construirá un parque en memoria de las víctimas del cartel que podría alcanzar un costo de 3,3 millones de dólares y que estaría listo a fin de año.

    A las 11:53 hora local se produjo la implosión del edificio que duró tres segundos y provocó una gran nube de polvo de más de 10 metros de altura que se dispersó luego de unos minutos.

    La preparación para la demolición duró dos meses y se utilizaron 4.000 metros de cordón detonante, 180 detonadores y el explosivo de indugel. También se hicieron 2,800 perforaciones en las columnas del edificio y “se evacuó a 1.500 personas que viven alrededor por seguridad”, dijo a periodistas Rogelio Gómez, el ingeniero encargado de la demolición. La implosión fue vista por centenares de personas.

    “Nosotros teníamos una deuda histórica con nuestras víctimas, con el pasado. Más que la demolición de una estructura que hoy está en ruinas, y que lleva en ruinas hace muchos años... aquí lo importante es hablar de construcción de memoria”, dijo el alcalde la ciudad, Federico Gutiérrez.

    El presidente Iván Duque estuvo por varios minutos cerca del lugar y dijo que la implosión “significa que la historia no se va a escribir en función de los victimarios sino reconociendo a las víctimas”.

    "Creo que este evento que va a ver el mundo el día de hoy significa la derrota de la cultura de la ilegalidad y el triunfo de la cultura de la legalidad", dijo el jefe de Estado poco antes de que la edificación fuera reducida a escombros.

    "Espero que todas las personas que vengan a visitar el monumento en favor de las víctimas, recordándolos a ellos, vean cómo Colombia pasó esa horrible noche del Cartel de Medellín y se construye ahora una sociedad de innovación, creatividad, ciencia, tecnología", añadió el gobernante colombiano.

    Destacó que Medellín es la primera ciudad en un país de habla hispana que recibe un centro para la Cuarta Revolución Industrial, uno de los cuatro que se crearán en 2019 al amparo del Foro Económico Mundial.

    El cantante colombiano Juanes, nacido en Medellín, asistió a la implosión del predio de ocho plantas situado en el acomodado sector de El Poblado. "Que bueno estar con ustedes. Este es un paso más en un largo camino en la reconstrucción de nuestra memoria", dijo Juanes antes de interpretar la canción "Mi tierra".

    Colombia vivió entre los 80 y 90 una cruenta guerra por parte del Cartel de Medellín que asesinó a cuatro candidatos presidenciales, dirigentes políticos, ministros y más de 500 policías.

    Para el exdirector de la policía que combatió al cartel, el exgeneral Rosso José Serrano, “en el edificio Mónaco era donde Escobar planeaba todo, era el fortín de sus actividades delictivas”.

    “Tenía la fachada de un empresario, pero un empresario del crimen, y ahí vivía con su familia. Tenía varios escondites en diferentes partes de la ciudad de Medellín, pero prefería más el edificio Mónaco. Era un edificio de 10 pisos y la mayoría eran blindados”, agregó Serrano a The Associated Press.

    A la 1:30 de la mañana del 13 de enero de 1988 un carro cargado con 80 kilos de explosivos fue detonado en la puerta del edificio, que en ese momento era la casa de Escobar y su familia. Todos salieron ilesos pero el ataque fue el inicio de la guerra entre el Cartel de Cali, que puso la bomba, y el Cartel de Medellín.

    El atentado terrorista causó tres muertos y diez heridos y dejó al descubierto, entre las ruinas del predio, una colección de decenas de autos deportivos de Escobar.

    Serrano señaló que la demolición es un “homenaje a los de más de 520 policías que mató el Cartel de Medellín”.

    Escobar fue un criminal que “casi acaba con el país y todo eso hay que acabarlo para que las nuevas generaciones tengan otra visión y sepan que el delito no paga”, añadió.

    A su vez, John Marulanda, analista en seguridad, dijo a AP el edificio Mónaco “fue un símbolo del narcotráfico, casi un reconocimiento a Pablo Escobar que surgió del interés comunitario”.

    Escobar murió en un enfrentamiento con las autoridades el 2 de diciembre de 1993. Tenía 44 años.

    La implosión programada para el viernes, que lo redujo a escombros en solo tres segundos, hace parte de la iniciativa "Medellín abraza su historia", liderada por las autoridades locales para rendir homenaje a las víctimas del narcoterrorismo en la ciudad.