Violencia de género

Para esquivar al olvido, construyen mural de desaparecidas en México

Un colectivo feminista en el Estado de México busca evitar el olvido.

Telemundo

CIUDAD DE MÉXICO - El pegamento es el hilo que sostiene la fe frente a la desesperanza; por eso, las jóvenes vestidas de negro lo colocan una y otra vez sobre los carteles que recuerdan que todas esas niñas, adolescentes y adultas están desaparecidas.

"Nosotros lo hacemos porque no queremos ser mañana nosotras o alguien de nuestra familia".

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Esta integrante del colectivo "Mujeres entre las cebollas” cuenta que hace casi tres meses comenzaron a coleccionar, en el que han llamado "el mural de emergencia”, las alertas de víctimas de este delito en el Estado de México.

"Sentimos que tenerlas todas juntas genera un impacto porque te das cuenta del grado de violencia que estamos viviendo", destaca una de las mujeres del colectivo.

Por ahora, son 196 los carteles con fotografías y datos las que conforman esta enorme pared que está en una importante vialidad del municipio de Toluca por donde cada día pasan miles de vehículos y personas.

Aunque por ahora la valla solo está conformada por casos que se han registrado de enero a la fecha, hasta ella llegan personas a pedir que integren el boletín de sus seres queridos, como las hermanas de Guadalupe, quienes la han buscado durante cuatro años sin encontrar respuestas.

Un centenar de mujeres marcharon para exigir justicia para Nicole, a quienes tres hombres secuestraron y asesinaron.

"La verdad les agradezco la labor que hacen estas mujeres; si no nos ayudan ellas, ¿quién nos va a apoyar? ¿Las autoridades dónde están? No están aquí", expresa Amanda Moreno, cuya hermana está desaparecida.

Y así lo seguirán haciendo, indican quienes construyeron un espejo junto a las fotografías para recordar que no deben perder la empatía con quienes sufren por esta causa.

"También tengo una hija y por ella también estoy aquí, porque yo no quisiera después estar gritando porque ya no está; entonces lo hago por ella, porque quiero que esté bien en un futuro", dice una de las mujeres del colectivo.

Porque en un mañana no muy lejano, dice el grupo de encapuchadas, lo que desaparezca sea este tormento y nunca más ellas.

Contáctanos