Pandemia

Debate en México: deben o no regresar a clases presenciales en este pico de contagios

López Obrador ha sido tajante y del "llueve, truene o relampaguee" pasa al "hay que correr el riesgo".

Telemundo

CIUDAD DE MÉXICO - Las manos de padres de familia trabajan para dejar limpios los salones a los que volverán sus hijos el próximo 30 de agosto.

Edrei Ruiz fue una de las pocas mamás que respondió al llamado y asegura que su familia asistirá al plantel sin miedo al COVID-19.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

"Yo sé y estoy consiente de que esto va para arriba. Pero tenemos que aprender a vivir con esto, a mí se me hace que esto es como una influenza, como un sarampión", opina Ruiz.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador tiene como prioridad el regreso a clases, a pesar de registrarse el jueves la cifra de contagios más alta en toda la pandemia, con casi 25,000 en casos un día.

El protocolo que marca la secretaría de Educación Pública incluye filtros de salud desde casa y en las instalaciones, sana distancia, uso de careta y cubrebocas obligatorio, así como la suspensión de ceremonias y reuniones generales.

De acuerdo con la SEP este regreso no es obligatorio. Los padres de familia pueden decidir si sus hijos e hijas vuelven a clases de manera virtual, presencial o mixta, pero si lo hacen deberán firmar una carta haciéndose responsables de un posible contagio.

Si bien los jóvenes tienen un riesgo mucho menor de sufrir COVID-19 grave que los adultos mayores, en algunos casos pueden enfermarse gravemente y han muerto 308 niños.

"Me da miedo que le pase algo a mis niños", admite Lidia Trejo, otra madre de familia.

Ella optará por clases virtuales para sus pequeños porque considera que poblar nuevamente los salones es un grave error.

"Por la epidemia no quiero que se me enfermen. Prefiero que pierdan el año a que los pierda a ellos para siempre", subraya Trejo.

Lo mismo piensa Samantha, quien prefiere una falta en la lista de asistencia.

"Ahorita hay muchos contagios de niños y prefiero perder clases a arriesgarme a arriesgar a mi familia por COVID-19", dice la menor.

La presencia de COVID-19 en menores preocupa: en total casi 63,000 niñas y niños se han enfermado y algunos siguen recuperándose en hospitales.

Contáctanos