Crimen Organizado

Habitantes de Michoacán encaran a militares mexicanos para exigir protección

Comunidades como Aguililla se muestran cansadas ante el bloqueo impuesto por cárteles de la droga.

Telemundo

MÉXICO - Con enojo e impotencia los pobladores arrojaron piedras para evitar que el helicóptero que le llevaba víveres a los soldados aterrizara, pero sus esfuerzos fueron en vano.

Así que los habitantes de Aguililla, El Hierro y El Aguaje, entre otras comunidades de Michoacán, se manifestaron frente al cuartel militar y se enfrentaron con los uniformados.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Al final, montaron un campamento donde aseguraron que permanecerán hasta que las autoridades cumplan sus demandas: "el pueblo está enojado, deben entenderlo".

Los inconformes denunciaron que no cuentan con servicios básicos como el agua y la luz, y desde hace medio año por lo menos, indicaron, los grupos criminales que operan en la entidad, cerraron las carreteras impidiendo las entradas y salidas a las comunidades.

"Para que no pase gasolina, para que no pase alimento, para que no pase absolutamente nada".

Con el paso de los días, las consecuencias se han hecho más evidentes: los enfermos que no pueden llevar a los hospitales se han agravado, las cosechas se están perdiendo y el hambre, dice un ama de casa que pasó la noche en la protesta, se está apoderando de ellos.

Silvano Aureoles llega a Palacio Nacional a entregar presuntas pruebas de ello, pero el presidente López Obrador no lo recibe.

"A veces andar tienda por tienda encuentra uno maseca (harina para hacer tortillas) y así, para mantener todo el montón de familia", dice.

Esta situación no es nueva en esta zona de Michoacán, donde la gente ha denunciado una y otra vez y de diversas formas lo que está ocurriendo e incluso han tenido que armarse para defender a su pueblos.

Así que ante la falta de una solución, indica el sacerdote Gilberto Vergara que asiste a estas comunidades, es que decidieron acudir a las instalaciones del ejército y exigir que salgan a defenderlos.

"Estaban resueltos los pobladores a que los soldados sintieran lo mismo que sentimos", dijo el sacerdote.

Todas las autoridades de los tres niveles de gobierno aseguran que están trabajando para resolver el problema , pero hasta hoy nadie ha podido detener el flagelo que viven quienes son presa de los grupos delincuencia organizada.

Contáctanos