Lombardi se molesta por "presión" sobre los 43

El vocero vaticano dijo no comprender la insistencia para que haya un encuentro privado sobre Ayotzinapa

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Miami, Ayer y Hoy
    papafrancisco.org / Archivo
    El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, ha sido insistente en que el papa Francisco no hace distinciones entre las distintas víctimas de la violencia en México.

    La insistencia para que el papa Francisco tenga un encuentro privado con los padres de los 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa desaparecidos en 2014 causó molestia en la jerarquía vaticana.

    Federico Lombardi, vocero del Vaticano, criticó en una reunión con medios que se intente presionar al pontífice sobre el tema, que ha estado presente de manera insistente en todos los encuentros con la prensa mexicana.

    “Es un poco extraño que se tenga que presionar, en particular al Papa, con lo que tiene que hacer”, dijo Lombardi tras hacer un recuento de la jornada del lunes en Chiapas.

    Lombardi insistió en la agenda que cubre el papa Francisco en México es bastante densa y saturada. No obstante, el domingo recibió en la Nunciatura Apostólica a la dirigencia de la Provincia de la Compañía de Jesús en México, a quienes los padres de los 43 estudiantes habían pedido su mediación.

    Sin embargo, el portavoz vaticano se rehusó a comentar si el tema Ayotzinapa había sido abordado en ese encuentro realizado después de que el papa Francisco visitó el Hospital Infantil. 

    Aun así, los familiares de los desaparecidos de Ayotzinapa enviaron una carta al papa Francisco y, según versiones, no asistirán a la misa que ofrecerá el pontífice en Ciudad Juárez, donde el mensaje estará centrado en los migrantes y las víctimas de la violencia.

    Presidencia de México

    A esa misa, dijo Lombardi, están invitados todos los grupos de víctimas de diferentes tipos de violencia, porque el obispo de Roma está consciente del dolor de todas los afectados por la espiral de inseguridad creada por el crimen organizado.

    "A la misa en Ciudad Juárez todos son bienvenidos. Los que no vienen son libres”, afirmó Lomardi.

    El portavoz pontificio insistió en que el Papa no puede hacer diferencia entre las víctimas y dar prioridad a algunos.

    "Sin hacer diferencia de si algunos sufren más y otros sufren menos”, consideró.