Zoológico de Miami

Zoológico de Miami sacrifica a tortuga herida por un bote

Tenía severos daños en la médula espinal que no le permitían recuperarse

MIAMI ZOO

MIAMI.- Una tortuga marina verde que estaba siendo atendida por el zoológico de Miami, luego de ser herida de gravedad por el golpe de un bote, no podrá recuperarse de sus lesiones, por lo que el personal de veterinarios que la atiende decidió sacrificarla.

"Con gran tristeza, Zoo Miami informa que una tortuga marina verde que había sufrido una lesión catastrófica por un choque con un bote, fue sacrificada hoy después de una tomografía computarizada (TC) que confirmó que la lesión cortó la médula espinal del animal, haciendo imposible que sobreviva por sí solo", dijo el zoológico en un comunicado.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

La tortuga, de unas 80 libras, fue rescatada por personal de la Comisión de Pesca y Vida Silvestre de Florida (FWC, en inglés) el pasado 28 de mayo, luego de que la encontraran flotando en un canal de Coral Gables. Fue enviada al Zoológico de Miami, que posee un hospital para tortugas marinas, para su evaluación y posible tratamiento.

La tortuga tenía severas laceraciones y heridas profundas en su caparazon y estaba parcialmente paralizada. El equipo médico que la atendión trató las heridas y estabilizó el animal para hacerle más exámenes y tener un diagnóstico preciso sobre el alcance de las heridas.

Este miércoles, el Dr. Doug Mader, un veterinario especialistaen tortugas marinas y consultor del Miami Zoo, junto a la veterinaria asociada del Miami Zoo, Dr. Marisa Bezjian, y el Equipo de Salud Animal, realizaron exámenes más profundos, incluída una tomografía, realizada por el Dr. Xavier Meaux de Mobile Pet Imaging.

El estudio reveló que el daño a la médula espinal era severo, lo que eliminaba cualquier posibilidad de que esta tortuga pudiera sobrevivir por sí misma, dijo el Miami Zoo. "Lamentablemente, se tomó la decisión de aplicar la eutanasia humanamente para evitar más sufrimiento".

"Esperamos que esta triste historia ayude a crear conciencia entre los navegantes para que estén atentos a estas especies amenazadas y en peligro de extinción para que en el futuro se puedan evitar incidentes como estos", dijo el Zoológico de Miami.

En una nota más alentadora, "Baymax", una tortuga de casi 400 libras que se sometió a una cirugía para tratar un ataque grave de tiburón continúa sanando bien en el Hospital de Tortugas Marinas del Zoológico de Miami.

El pronóstico para su liberación en el futuro es bueno, agregó la institución.

Contáctanos