acoso sexual

Vuelven a arrestar a dueño de restaurante por supuesto acosa sexual a otra empleada indocumentada

Félix Cortés, de 55 años, dueño del restaurante de comida colombiana “La cocina de Martina” fue arrestado y compareció en corte nuevamente luego de que otra empleada indocumentada lo acusara de acoso sexual agravado

Telemundo

Félix Cortés, de 55 años, dueño del restaurante de comida colombiana “La cocina de Martina” fue arrestado y compareció en corte nuevamente luego de que otra empleada indocumentada lo acusara de acoso sexual agravado y agresión por tocarla de manera inapropiada.

La presunta víctima de acoso sexual, dijo: “el señor en principio pasaba rozando mis nalgas con las manos, sutilmente cogía mi brazo, colocaba su mano en mi espalda”.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Con esta denuncia serían ya cinco las presuntas víctimas de Cortés

“Yo creí que era sólo conmigo, pero fue recién comenzando y nos dimos cuenta de que no era con una, era con todas, con unas más que con otras”.

Según el reporte policial sus víctimas tienen mucho en común: son mujeres indocumentadas, colombianas, en su mayoría madres solteras y recién llegadas a este país.

“Luego nos enteramos de que las que habían salido antes, les pasaba lo mismo, solo que nos íbamos calladas por la situación”

Las mujeres rompieron el silencio, al ver que la policía invita a que no se queden calladas y que no tengan miedo, que ser ilegal no es un motivo de deportación.

Otra víctima de acoso sexual dice que estuvo trabajando un mes y unos días en el restaurante, y asegura que habló “con la esposa le pedí que no me estuviera tocando y el señor siguió haciéndolo en el cuarto de almacenamiento”.

Ante la falta de acción de la esposa del acusado, la mujer decidió abandonar su trabajo y luego denunciarlo.

“El último día dejé mi trabajo tirado, no seguí trabajando porque no lo aguantaba más”.

Si hay más víctimas se les pide que llamen a la línea de alto al crimen de Miami Dade.

Contáctanos