Tormenta Tropical Sally

Inundaciones en el sur de Florida tras el paso de la Tormenta Tropical Sally

Durante el paso del sistema no se reportaron víctimas ni destrozos, tampoco se sintieron vientos fuertes y la lluvia no fue intensa.

Telemundo

La tormenta Sally dejó menos daños de los que se esperaban a su paso por la Florida, pero fue inevitable observar imágenes como las del Downtown de Miami, donde varios vehículos quedaron varados en medio de calles inundadas.

En Key West hubo récord de precipitaciones para un 12 de septiembre, con 9 pulgadas de lluvia, no hubo viviendas anegadas pero el tráfico y el comercio se vio parcialmente afectado tras los torrenciales aguaceros.

En Cayo Largo, se captaron imágenes de estacionamientos inundados, rachas de viento agitando los árboles, embarcaciones privadas guardadas por su dueños y la actividad turística parcialmente detenida.

En Miami Beach la lluvia también hizo de las suyas, provocando el cierre de algunos restaurantes en la popular calle Ocean Drive.

Mientras tanto en el norte del condado Broward, las aguas de las playas permanecieron agitadas y algunas viviendas anegadas, la advertencia de inundación estuvo vigente hasta las 11 de la noche del sábado. Sally dejó la Florida, pero aún quedan varias semanas de la temporada lluviosa más intensa del año.

El reporte preliminar del Condado Miami-Dade es de dos viviendas parcialmente inundadas en Homestead y otras calles bloqueadas en Sweetwater, pero todo al parecer regresó a la normalidad.

La tormenta tropical Sally pasó sin causar daños mayores por el sur de la península de la Florida. En el área norte de los Cayos todo transcurrió con lluvias permanentes y pocas ráfagas de viento.

Muchos de los residentes de Cayo Largo dijeron que de cierta forma están acostumbrados a que los sistemas tropicales los visiten cada temporada de huracanes, pero que la vida sigue de manera normal, según refirieron los vecinos.

Durante el paso de Sally por la zona, no se reportaron víctimas ni destrozos. De hecho no se sintieron vientos fuertes y la lluvia tampoco fue intensa. Los turistas que suelen visitar los Cayos continuaron con actividades casi de manera regular, aunque muchos optaron por resguardarse en sus casas y simplemente disfrutar en familia.

La madre naturaleza al menos por esta vez tuvo clemencia en Cayo Largo, la vida nocturna no se vio interrumpida por la jornada lluviosa del fin de semana. El sur de Florida vio pasar a la tormenta Sally, con saldo blanco, mucha lluvia a lo largo del día y con la actividad económica parcialmente afectada.

En Key Largo no se reportaron viviendas inundadas, hubo calles parcialmente bloqueadas por el agua, tras el torrencial aguacero. A pesar de la lluvia constante, la vida nocturna en algunos restaurantes transcurrió de forma dinámica. Al menos por el sábado las embarcaciones privadas permanecieron guardadas y el turismo retirado de la playa.

Contáctanos