República Dominicana

Retiran cargos a hombre que fue acusado de homicidio

Leomar Valdés, de 81 años, asegura estar viendo los peores momentos de su vida, luego que fue extraditado de República Dominicana por el homicidio de Eduardo Roja

Telemundo

Un cubano extraditado de República Dominicana por un supuesto caso de homicidio del 2005 que fue desestimado por la fiscalía, habla en exclusiva con Telemundo 51.

“Se equivocaron de hombre, yo no conozco a nadie ni sé dónde mataron a ese bendito hombre”.

s cometido en noviembre del 2005. Ahora sale libre luego que desestimaran su caso.

“Yo me siento completamente destruido, fueron allá hicieron un espectáculo de más de 200 hombres armados, me sacaron peor que si fuera Pablo Escobar o el Chapo Guzmán, sin haber cometido un delito”.

Según Valdés, desde junio del 2005 él se fue a vivir a República Dominicana, donde se casó y formó una familia, tras retirase de la compañía de agua y alcantarillado del condado Miami Dade.

“Yo dejé antes de irme en el 2005 un camión, un trailer y una camioneta Ford para que me lo enviaran a Dominicana, parece que abrieron el trailer y encontraron documentos, hicieron su cochinada y usaron mi nombre y mi apellido”.

Desde el 8 de agosto, que lo dejaron en libertad luego de desestimar su caso, Valdés dice ha dormido en la calle, no tiene donde ir y no tiene documentos para viajar.

“Terrible, yo ni duermo, pensando en esta situación que me regresen a mi tierra, que es donde está mi esposa y mi hija, yo no duermo, no como, esta misma ropa la tengo desde que me arrestaron hace tres meses, me fracturaron el hombro y nadie da la cara, esto no se lo deseo ni a mi peor enemigo”.

A través de un comunicado la fiscalía nos dijo lo siguiente:

“Al prepararse para el juicio, se descubrió que el testigo crucial en este caso había muerto en 2021. Sin el testimonio de este testigo, el Estado no podría continuar con el caso penal. Esto dio lugar a que el caso de desestimara”.

“Me publicaron en toda la prensa aquí y República Dominicana, me han puesto como un delincuente común y no es justo sin cometer el delito que me juzguen de esa manera. Nadie quiere ayudarme, nadie tiene los documentos y ni se hacen responsables de enviarme a Dominicana que es donde está mi esposa y mi hija”.

Ahora lo único que Valdés pide es que lo devuelvan a República Dominicana, donde lo esperan su esposa e hija.

Contáctanos