miami-dade

Protestan por desalojo en parque de casas móviles en Miami-Dade

Más de 100 residentes, entre ellos jubilados y familias con niños, enfrentan el desalojo inminente del Palm Lakes Mobile Home Park, ubicado en la avenida 27 y la calle 76 del noroeste del condado.

Telemundo

Más de 100 residentes, entre ellos jubilados y familias con niños, enfrentan el desalojo inminente del Palm Lakes Mobile Home Park, ubicado en la avenida 27 y la calle 76 del noroeste de Miami-Dade. Los residentes, muchos de los cuales han vivido en este parque durante décadas, están preocupados ya que no han encontrado opciones de vivienda asequibles para mudarse.

La propiedad de nueve acres ha sido puesta a la venta y está zonificada para un desarrollo de unidades asequibles o de uso mixto. Sin embargo, esta zonificación no toma en cuenta las 122 viviendas móviles que ya existen en el lugar.

Salvador Walter Picado, un residente, compartió su experiencia viviendo en el parque. "Desde el '88 muchas cosas he pasado aquí, se ha inundado, pero aquí estamos. Tenemos necesidad de vivir así," dijo Salvador. Él ha estado empleando casi todo su retiro en pagar la renta, la cual ha aumentado significativamente a lo largo de los años. "Cuando yo entré aquí yo pagaba 140 dólares, imagínese hace 36 años," expresó.

Los residentes recibieron una carta el 25 de enero del dueño del parque notificándoles que tenían hasta el 22 de julio para abandonar sus hogares debido a regulaciones sobre la seguridad contra incendios y la conectividad de alcantarillado. Como compensación, se les ofrecieron 1,500 dólares, una suma que muchos consideran insuficiente.

Milka Jiménez, otra residente afectada, explicó la dificultad de encontrar una nueva vivienda con la compensación ofrecida. "A pesar de que te están pidiendo un mes de depósito, un mes de seguridad, no tenemos para mudarnos y con los 1,500 dólares que nos quieren dar tampoco nos podemos ir", lamentó.

La mayoría de los residentes son propietarios de las casas móviles que han ido arreglando y ampliando con mucho esfuerzo. Amilcar Carwesh comentó sobre su situación: "Yo estoy desde el 2007 y cuando llegué aquí estos trailers estaban dañados y hay que arreglarlos, y ahora me quieren dar 1,500, 2,000 dólares. Yo creo que eso no es justo".

Muchos de los residentes trabajan en la construcción y dependen de salarios diarios, lo que complica aún más su situación. Giovanny Martinez resaltó la precariedad laboral y la necesidad de ser escuchados por el dueño del parque.

Ante la falta de respuesta del dueño, los vecinos se han unido y planean reunirse en protesta a partir de las 6 de la tarde. El administrador del parque proporcionó un número de contacto del dueño, quien hasta ahora no ha respondido a los intentos de comunicación.

El condado ofrece una línea de ayuda para casos de desalojo, y se insta a los afectados a contactar al Housing Advocacy Hotline al 786-469-4545 o vía email a housingadvocacy@miamidade.gov.

Contáctanos