FDA

Por qué es necesario que la FDA apruebe una tercera dosis de las vacunas contra el COVID-19

Para personas con padecimientos que consumen medicamentos que suprimen el sistema inmune podrían tener una respuesta menor o nula tras vacunarse por lo cual serían muy vulnerables al virus. 

Telemundo

Una tercera dosis de refuerzo de la vacuna contra el COVID-19 podría ser una realidad en las próximas horas. Según una fuente de nuestra cadena hermana NBC, la FDA estaría considerando su autorización para personas con padecimientos inmunitarios.

La Doctora Dadilia Garcés, médico epidemióloga y profesora del Miami Dade College asegura que “la probabilidad de que esto ocurra es muy alta debido a que las personas que tienen la inmunidad comprometida no tienen la misma respuesta ante las vacunas”.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

El llamado “booster” de Pfizer o Moderna sería para un grupo específico de personas.

“Pacientes con enfermedades severas, cáncer, enfermedades que comprometan el sistema inmune, pacientes trasplantados, pacientes con problemas renales. Todos ellos pasan a ser candidatos para una tercera dosis”, advierte la epidemióloga.

Y eso porque personas con estos padecimientos y quienes consumen medicamentos que suprimen el sistema inmune podrían tener una respuesta menor o nula tras vacunarse por lo cual serían muy vulnerables al virus. 

La Profesora del Miami Dade College explica que “las terceras dosis o los refuerzos tienen que seguir unos lineamientos y si usted no cumple con los requisitos de tener una enfermedad que comprometa su sistema inmune, no es recomendable. Porque vas a desperdiciar una vacuna que no es necesario para tu cuerpo. Tu cuerpo está respondiendo bien con la vacuna que tienes en este momento”.

Se conoce que Pfizer está ya probando una vacuna contra el COVID-19 específica para la variante Delta, lo cual sería relativamente fácil de hacer por la plataforma que usa, al igual que la de Moderna: un código genético del coronavirus, que las células de nuestro cuerpo usan para formar las espigas de la corona del virus, ante lo cual nuestro sistema inmunitario crea una respuesta que nos ayuda a defendernos del virus”.

L Doctora Dadilia Garcés comenta que la “ventaja de este tipo de tecnología es que se cambiaría el orden de las letras que codifican la espiga de la corona que es lo que está diferenciando una variante de la otra”.

Contáctanos