miami-dade

Policía: Atacan en una cárcel de Miami-Dade a hombre acusado de matar a su hija adoptiva

Varios hombres, que ahora enfrentan cargos, lo golpearon mientras dormía

Telemundo

Cinco reclusos del sur de Florida golpearon a un hombre acusado de asesinar a su hija adoptiva, debido "a la naturaleza de sus cargos pendientes", dijeron las autoridades en un informe policial.

Los cinco han sido acusados de agresión a un detenido por el ataque del 1 de marzo contra Jorge Barahona en la cárcel del condado de Miami-Dade. Barahona, de 53 años, sufrió moretones en la cara, una hemorragia nasal y un pequeño corte en la nariz, informó el Miami Herald.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Barahona está acusado de matar a su hija adoptiva de 10 años, Nubia Barahona, en febrero de 2011, después de que los investigadores dijeran que la torturó a ella y a su hermano gemelo Víctor durante meses.

El cuerpo de la niña fue encontrado el día de San Valentín de 2011, empapado con químicos en la parte trasera de la camioneta de su padre a lo largo de una interestatal en el condado de Palm Beach.

La esposa de Barahona pudiera permanecer de por vida en la cárcel, pero se libraría de la pena de muerte, una condena que posiblemente pese encima de Jorge Barahona.

Su esposa, Carmen Barahona, de 69 años, se declaró culpable de homicidio en primer grado y cargos de abuso infantil agravado el año pasado y se espera que testifique contra Jorge Barahona, quien se enfrenta a la pena de muerte si es declarado culpable en el juicio.

Los gemelos habían sido colocados originalmente en el hogar de Barahona bajo cuidado de crianza y luego fueron adoptados por la pareja.

El juicio de Barahona estaba programado para el pasado mes de abril, pero fue pospuesto por la pandemia de coronavirus. Aún no se ha reprogramado. Se le otorgó un nuevo abogado defensor después de que se revelara que su abogado anterior está siendo investigado por discrepancias con su facturación legal, informó el periódico.

El ataque en la cárcel de Barahona no fue captado en video de vigilancia porque los reclusos manipularon la cámara, según un informe policial. Los reclusos acusados ​​en el ataque tenían entre 20 y 29 años.

Contáctanos