Miami

Podrían sacrificar a los perros que mordieron a empleada del condado Miami-Dade

La cuarentena para las cachorritas era inicialmente de 10 días, pero se mantienen aisladas y ahora fueron clasificadas como peligrosas y serán sacrificados.

Telemundo

La dueña de los dos perros American Bulldog que el pasado 27 de junio atacaron a una funcionaria del condado Miami-Dade cuando dejaba una orden de desalojo revela estar en medio de un momento muy triste luego de que los animales fueron clasificados como peligrosos y ahora podrían ser sacrificados.

Aura Cariño, la dueña de los mascotas Mía y Bella, revala que “de ese tiempo para acá, yo he bajado una cantidad. Fui donde la doctora, me mandaron al psicólogo porque me hacen falta mis animales, son como mis hijas”.

En relación a lo sucedido, Cariño refiere que la mujer “entró a una propiedad privada, que ella no tenía que entrar porque estaba la señal de perros”.

La cuarentena para las cachorritas era inicialmente de 10 días, desde entonces, esta familia vive en la incertidumbre. “Solamente el que tiene animal sabe que eso es una familia”.

Pero las cosas cambiaron con el último seguimiento que Tomás Cariño le hizo a sus mascotas. “Yo llamé al 311 y me dijeron que los van a mandar a dormir”.

Telemundo 51 pudo confirmar que los animales fueron clasificados como peligrosos y serán sacrificados. Una notificación, que aunque no ha llegado formalmente a la familia, los tiene con el corazón en la mano.

“Y no veo justo que den un veredicto sin mirar bien que ellas no son así”, remarca Aura Cariño.

Frente al caso, el abogado criminalista, Alberto Quirantes, explica que incluso después de ser notificada, la familia podría apelar la decisión.

“Generalmente son 10 días desde la fecha que le dan la notificación. El debido proceso es que tienen que darle una audiencia administrativa donde la persona puede establecer que no hay bases para declarar que el animal sea un peligro para la comunidad”, explica Quirantes.

“Así que yo necesito que me devuelvan mis animales, no que me los manden a dormir porque ellos no son animales bravos”, pide Cariño, quien demanda el regreso a casa de Bella y Mia, una realidad que todavía es incierta.

Sus dueños aseguran que harán lo necesario para demostrar que lo ocurrido ese día fue una imprudencia y que hay puertas que, es mejor, dejarlas cerradas.

Contáctanos