atropello y fuga

Piden justicia por familiares mortalmente atropellados

Silvia Amun perdió a su esposo y a uno de sus hijos el 9 de febrero de 2018, cuando un hombre, identificado como Earl Lewis, los atropelló y dejó abandonados a su suerte,a un lado del Turnpike en la autopista 836.

Telemundo

Silvia Amun perdió a su esposo y a uno de sus hijos el 9 de febrero de 2018, cuando un hombre, identificado como Earl Lewis, los atropelló y dejó abandonados a su suerte,a un lado del Turnpike en la autopista 836.

“Esto comenzó como un accidente, pero si esta persona tuvo tiempo de cambiar las chapas de los carros y robarse el carro de mi papá, ¿por qué no tuvo tiempo de llamar a una ambulancia?, dice José Cepeda, hijo y hermano de las víctimas.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Lewis, de entonces 32 años, ha permanecido en prisión desde que fue encontrado por la policía, un mes después de la tragedia, acusado por abandonar la escena de un accidente fatal, conducir con una licencia suspendida y robo en mayor cuantía.

Pero este miércoles un juez redujo su fianza de 600 mil dólares a 175 mil, posibilitando su liberación temporal hasta el día del juicio, una decisión que la familia Cepeda no considera justa.

Julio Palma, primo y sobrino de víctimas, dice: “hay suficiente prueba para poner a ese hombre en la cárcel, la sangre de el estaba en el carro de mi tío”.

Juan Carlos Cepeda, hijo y hermano de víctimas, dice: “y otra cosa, se trató de ir para Jamaica, una persona así no debería estar en la calle porque va a lastimar a otra familia como a nosotros”.

César Cepeda tenía 34 años cuando estrelló su camioneta contra una barandilla en la autopista Dolphin, y su padre, José Eduardo Cepeda, de 57, había acudido a ayudarlo. Según el reporte policial, fue entonces cuando un Chevrolet Camaro negro, conducido por Lewis, se estrelló contra ellos, y les ocasionó la muerte.

Fabio Cepeda, hijo y hermano de víctimas, dice: “cuando pasó esto tenía 17 años y ahora tengo 21 no se puede decir… nada”.

La familia dice que buscará un nuevo abogado para el caso y que escribirán a la ofician del gobernador de la Florida para que intervenga en el caso.

Contáctanos