Tiroteo en Sunrise

¿Quiénes eran los agentes del FBI asesinados en Sunrise?

La operación terminó trágicamente con cinco oficiales heridos y entre ellos, la muerte a tiros de dos agentes especiales

Telemundo

La operación terminó trágicamente con cinco oficiales heridos y entre ellos, la muerte a tiros de dos agentes especiales: Laura Schwartzenberger y Daniel Alfin.

Georgio Piro, agente especial FBI oficina de Miami, se refirió a ellos luego de conocer que fueron asesinados cumpliendo con su labor. “Ellos eran miembros valerosos del FBI y por siempre estarán aquí con nosotros”.

Laura de 43 años y residente en Coral Springs, era natural de Colorado y se unió al FBI en 2005. Se inicio en la búsqueda de ladrones de bancos, pero luego se especializó en crímenes contra niños. En 2015 colaboró en la captura de un sujeto en Miami que convencía a jóvenes para que le enviaran fotos y vídeos sexualmente explícitos y los amenazaba con publicar sus contenidos en redes sociales.

Schwartzenberger era miembro del programa de estudios de derecho de la Escuela Media Rockway, en Miami, donde realizaba presentaciones sobre seguridad en línea, intimidación cibernética y el proceso de recogida de pruebas como agente del FBI.

“Llegó a Miami en 2010 y ha trabajado los casos con relación a los niños por los últimos siete años”, dijo Piro.

Daniel Alfin tenía sólo 36 años. Nació en Nueva York y se unió al FBI en 2009.

“Fue asignado al FBI en las oficinas de Miami desde 2017 y ha trabajado en el crimen contra niños por los últimos 6 años”, dijo Piro.

Daniel, residente en Weston, fue veterano en la investigación de casos relacionados con pornografía infantil como la del sitio web PLAYPEN, y en cuyo caso fueron detenidas más de 900 personas en el mundo. Con su trabajo ayudó a rescatar a todos los menores estadounidenses involucrados. Atrapar a cibercriminales que se aprovechaban de los niños, era su especialidad en la agencia federal.

Los agentes fueron despedidos con honores por sus compañeros en el Hospital General de Broward a donde fueron transportados, con las heridas mortales.

Tragedias cómo estás no ocurrían en Miami desde abril de 1986 cuando otro agente del FBI fue ultimado a balazos durante la captura de dos ladrones de bancos, en serie.

La agente Laura estaba casada y tenía dos hijos, mientras que al agente Alfin, la sobreviven su esposa y un hijo.

Contáctanos