negligencia infantil

Habla la pareja arrestada y acusada de supuesta negligencia infantil

En la casa donde vivían Francisca Leal, de 28 años, y Rafael Osmany Naranjo, de 25, las autoridades colocaron un aviso:  vivienda insegura.

Telemundo

En libertad bajo fianza está la pareja que fue arrestada y acusada de negligencia infantil.

“Me duele, porque ese es mi hijo, esa es mi vida, es mi todo y no es justo que me lo arrebataran de las manos”, dijo la madre del menor.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

"El niño no tiene ni un rasguño. Ni está flaco. Ni está enfermo", dice el padre.

En la casa donde vivían Francisca Leal, de 28 años, y Rafael Osmany Naranjo, de 25, las autoridades colocaron un aviso:  vivienda insegura.

“Ese niño come todos los días y querían que yo lo despertara a la fuerza. Yo no quería despertarlo, entonces trate de despertarlo poquito a poquito. El policía lo cogió y me dijo: yo te lo devuelvo. Mentira, me esposó y me sentó en el piso, en la tierra”.

Fernando, un vecino, dice: “cuando me levanto y veo la hilera de perseguidoras digo, eh, y aquí qué pasó”.

La policía estaba investigando un supuesto robo y cuando llegaron a la casa de la pareja, vieron un niño vestido con ropa muy sucia. De acuerdo con el reporte, del interior de la vivienda salía un olor muy sospechoso y decidieron entrar.

Zaida, una vecina, dice: “yo lo veía siempre limpio. Ellos lo cargaban, tanto la madre como el padre”.

Dentro de la casa, ubicada en un complejo de viviendas móviles en Sweetwater, los oficiales encontraron lo peor: heces fecales de perro, orine y moscas por todas partes. Sobre todo, en la cocina, que estaba repleta de platos sucios y comida echada a perder. Múltiples cables eléctricos que salían de las paredes. Un polvo químico de limpieza esparcido y un cuchillo grande al alcance del niño, que, según los propios padres, no había ingerido alimentos desde el día anterior.

"Por un retraso nos quitaron el agua. Pagamos el retraso y la multa, y ahora nos van a desconectar la corriente y a demoler todo", dice el padre.

Según la policía,los colchones y las sábanas estaban sucios. La propia pareja admitió que no había agua ni electricidad desde hacía más de una semana.

Según la policía, la madre del menor estaba bajo la influencia de una sustancia desconocida. El niño permanecía dormido y ante la preocupación de los agentes, llamaron a un equipo de paramédicos.

“Yo no tomo, ni hago droga. Nada. Yo estaba acabadita de levantar de la cama”, dice la madre.

El menor permanece bajo cuidado del departamento de niños y familias, y ambos padres fueron acusados de negligencia infantil.

Hoy tuvieron su primera comparecencia en corte. Podrán salir bajo fianza en lo que avanza su proceso legal, pero tienen prohibido acercarse o contactar al menor.

Según vecinos, Francisca Leal es madre de al menos otro niño, que permanece bajo el cuidado de sus abuelos.

Según los vecinos, habitaban otras personas que tuvieron que abandonarla  por danos estructurales.

Contáctanos