Abuso infantil

Padres arrestados tras la muerte de un bebé de seis meses

Los médicos que atendieron al bebé informaron a las autoridades que, al llegar al hospital, el bebé no tenía pulso y no respondía.

Telemundo

MIAMI, Florida . La trágica muerte de un bebé de 6 meses en Homestead, Florida, ha llevado a la policía a investigar el caso como presunta negligencia y abuso infantil por parte de los padres.

El incidente ocurrió cuando los padres llevaron al pequeño al servicio de emergencia pediátrica del Baptist Health Homestead Hospital. Lo mèdicos no pudieron salvar al bebé y lo declararon muerto.

Los médicos que atendieron al bebé informaron a las autoridades que, al llegar al hospital, el bebé no tenía pulso y no respondía. Además, los exámenes médicos revelaron fracturas en varias costillas en diferentes etapas de curación y múltiples hematomas en el torso, consistentes con negligencia infantil y/o abuso.

Los padres, Arnelle Floyd y Nathan Allen, se presentaron voluntariamente ante la policía para brindar sus declaraciones. Floyd afirmó que el bebé se encontraba en buen estado de salud y que ella y su esposo eran los únicos residentes en la vivienda. Negó saber las razones de la muerte del bebé y aseguró que éste no tenía antecedentes médicos ni complicaciones al nacer.

Según las declaraciones de los padres, el bebé fue alimentado por última vez el 11 de mayo de 2024, y luego fue colocado en la cama donde dormían junto a él. Floyd dejó el hogar al día siguiente para una cita de belleza y recibió llamadas preocupantes de Allen sobre la salud del bebé, lo que la llevó a regresar a casa y encontrar a su esposo saliendo con el bebé inconsciente.

Una inspección realizada en la residencia reveló evidencia de violencia doméstica, con agujeros en las paredes y daños en la puerta del refrigerador que sugieren un comportamiento agresivo.

La autopsia realizada por el médico forense determinó que la causa de la muerte fue un homicidio, debido a numerosas contusiones, hemorragias internas y laceraciones en órganos internos.

Las declaraciones juradas proporcionadas por vecinos respaldaron informes previos de violencia doméstica en el hogar. Además, el pediatra del bebé confirmó que no había señales de lesiones durante la última visita, a pesar de que el bebé estaba bajo de peso.

Floyd y Allen fueron arrestados, y acusados de asesinato en primer grado y abuso infantil agravado.

Contáctanos