desalojo

Ordenan desalojo en edificio del noroeste de Miami

Sorprendidos quedaron decenas de residentes, que este martes amanecieron sin poder permanecer en su hogar

Telemundo

Sorprendidos quedaron decenas de residentes del edificio ubicado en el 5050 del noroeste y la calle 7, tras conocer que debían desalojar sus viviendas debido a una órden de las autoridades.

A principios de julio, tras una inspección, especialistas de la ciudad de Miami determinaron que el edificio tenía problemas estructurales, los cuales constituían un peligro para la seguridad de los residentes.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

“Que por problemas estructurales y mala gestión del edificio, lo van a desalojar”, señala sobre las causas del desalojo, el residente Evis Leandro Gutiérrez.

“Sé que el edificio estaba en problemas de una recertificación y estaban arreglando ese problema”, agrega otro residente consultado.

Katia izquierdo, propietaria de apartamentos, explica lo sucedido. “La manager, que lleva 40 años siendo la manager de este condominio, como no hizo la inspección de los 40 años, recogió el dinero hace como casi dos años para hacerlo, y no lo hizo, y la ciudad vino y le puso una advertencia”.

“Pero le dieron hasta el 20 de agosto para arreglar algunas cosas de urgencia, cerraron los parqueos, dijeron que había que arreglar cinco columnas, y supuestamente la manager las iba arreglar, pero trajo ingenieros y personas que no tenían ningún tipo de documento, que no eran certificados para hacer estos arreglos. Las cinco columnas se encuentran abiertas, todas llenas de agua y ella no hizo nada, y como la ciudad le dio esos cinco días para hacer los arreglos, y no los hizo, vinieron hoy y pusieron la orden de desalojo”, dijo Izquierdo.

Básicamente ese fue el problema: cinco columnas estructurales reparadas sin supervisión, según explicó Ace Marrero, un representante que trabaja con la ciudad de Miami.

“Hicieron el apuntalamiento, no nos entregaron los planos para ver si fue hecho correctamente, y procedieron a hacer las reparaciones. Y no tuvimos otra opción que decir que el edificio no está seguro porque el apuntalamiento que fue hecho no fue hecho correctamente”, dice Marrero.

Y así los residentes dicen ahora estar en la incertidumbre, sin saber qué hacer. Ya algunas organizaciones han acudido en ayuda de quienes lo necesitan.

Contáctanos