miami dade

Oficiales de prisiones de Miami Dade acusado de contrabandear productos

Los agentes están acusados de llevar cigarrillos, tarjetas SIM de teléfonos y celulares a la prisión.

Telemundo

Dos agentes penitenciarios de Miami-Dade enfrentan cargos luego de que fueron atrapados contrabandeando artículos dentro de una Institución Correccional del condado, dijeron las autoridades este viernes.

El ex sargento de la institución correccional, Travis Thompson, y el oficial de la institución correccional, Gary Leon Littlejohn, están acusados de llevar cigarrillos de contrabando al complejo penitenciario estatal y entregarlos a un recluso a cambio de dinero en efectivo, confirmó en un comunicado de prensa, la fiscal estatal de Miami-Dade, Katherine Fernandez Rundle.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Thompson, de 26 años, también está acusado de llevar tarjetas SIM de teléfonos celulares a la prisión, y a Littlejohn, de 35 años, le pagaron supuestamente para que llevara un teléfono celular.

Fernandez Rundle dijo que Thompson habría recibido unos $ 2,000 por sus acciones, mientras que a Littlejohn supuestamente le pagaron unos $ 1,200 por sus acciones.

Thompson enfrenta cargos por compensación ilegal, un delito grave de segundo grado, más otros cargo de introducción, remoción o posesión de contrabando en una institución correccional estatal, un delito de tercer grado. Por su parte, Littlejohn enfrenta un cargo de compensación o recompensa ilegal por comportamiento oficial.

Realizar "contrabando mientras están en prisión permite que algunos reclusos acumulen riqueza, poder y prestigio entre la población reclusa", dijo Fernández Rundle en un comunicado.

"Esto puede provocar violencia entre los reclusos y poner en peligro al personal penitenciario. Felicito al Departamento de Policía de Miami-Dade, a los investigadores y fiscales de nuestra Oficina del Fiscal del Estado de Miami-Dade y a la Oficina del Inspector General del Departamento de Correccionales de Florida por proseguir agresivamente esta investigación", advirtió Fernandez Rundle.

Contáctanos