Fort Lauderdale

Niños son acusados de vandalizar casa de Airbnb en Fort Lauderdale

Un video muestra los muebles del patio y la parrilla en la piscina con daños visibles, también parte del interior de la residencia, donde las televisiones y el mobiliario fueron destruidos.

Telemundo

Un video obtenido por nuestra cadena hermana NBC 6 muestra los daños causados a una casa de renta que fue vandalizada por niños y adolescentes, el pasado fin de semana en Fort Lauderdale. 

La empresa Grimaldi and Weiss Management, que anuncia la casa de tres habitaciones en el vecindario de Durrs, como una renta de corto plazo en Airbnb, dice que los daños fueron causados por un grupo de niños.

"Incluso abrieron la manguera de agua dentro de la casa, mojaron todo y tiraron papel higiénico. Este no es un crimen que cometería un niño pequeño", dijo Chris Johnson, gerente de mantenimiento de Grimaldi and Weiss.

Un video muestra los muebles del patio y la parrilla en la piscina con daños visibles, también parte del interior de la residencia, donde las televisiones y el mobiliario fueron destruidos.

"Tuvimos que reponer todas las televisiones dentro de la casa", refirió Johnson, quien explicó que hace unos meses, antes de que la casa fuera anunciada en Airbnb, la empresa acordó permitir a algunos niños nadar en la piscina con supervisión de adultos.

Pero una vez que los huéspedes comenzaron a rentar la propiedad, empezaron a recibir quejas de niños que se presentaban para usar la piscina, aunque la compañía sostiene que dejaron claro que la casa era ahora administrada como un negocio. 

Johnson declara que el domingo recibió una llamada diciendo que los niños habían entrado a la propiedad y causado serios daños.

"Las personas de limpieza se olvidaron de echarle llave a la puerta trasera", comentó Johnson. "El primer grupo de niños al que le permitimos nadar en mayo era un lindo grupo de niños y niñas".

El miércoles, Johnson vio de nuevo a los menores en la propiedad y llamó a la policía. Revela que algunos padres también se presentaron en la residencia y estaban muy molestos con los niños.

Jordan Grimaldi, uno de los socios de Grimaldi & Weiss, dijo que la oficina de la fiscalía estatal está decidiendo si los niños deben enfrentar cargos. 

"Realmente no tengo interés o satisfacción de que niños pequeños vayan a la cárcel. Sólo esperaría que aprendan una lección y que se les enseñe que lo que hicieron es indebido y que fue un crimen de adultos", aclaró Grimaldi.

Contáctanos