MIAMI

Niño de dos años y su padre atacados por un perro en un parque de Miami

Las autoridades prometen enérgicas medidas para evitar que los perros estén sueltos en espacios públicos

Telemundo

Los oficiales de la policía y de servicios para animales en Miami están tomando medidas enérgicas para que se cumpla con la medida de pasear a los perros con las correas atadas, luego que de que un perro atacara a un niño y a su padre en un popular parque de Miami.

Edward contó que fueron atacados por un perro Pastor Alemán fuera de control el lunes por la noche en Margaret Pace Park. Estaban en el parque después del partido de fútbol de su hijo y su hijo de 2 años, Santino, estaba jugando con sus amigos.

"Se dio la vuelta para buscar a sus amigos", recordó Edward. Entonces, el perro "literalmente se lanzó hacia él".

Edwards dijo que el perro estaba con su dueño y un adiestrador, pero que nadie estaba controlando la correa.

"Como haría cualquier padre, corrí hacia mi hijo y empujé al perro, y el perro regresaba para atacar", dijo Edward. "Fue entonces cuando me mordió en la mano y yo simplemente lo sacudí, y el perro estaba literalmente agarrándome la piel".

Ambos fueron al hospital y necesitaron puntos de sutura. Las imágenes muestran las marcas de mordeduras en la cara de Santino.

Edward estaba agradecido de estar allí para salvar a su hijo.

"Un susto ver a un perro de ese tamaño encima del hijo de uno, es algo que no le deseo a nadie, la verdad", dijo el padre visiblemente afectado por lo que ocurrió.

Mientras intentaba rescatar a su hijo, sufrió una mordida en su mano, una herida de más de una pulgada de ancho y profundidad.

"En ese momento no sabía que la herida era tan profunda, estaba tan enfocado en mi hijo que no sabía que mi herida era tan grave", dijo.

Despues del incidente, Edward le tomó una foto al animal y según dijo a Telemundo 51, estaba suelto, al parecer, con su dueño y un entrenador.

"Eso le puede pasar a cualquier persona y no es justo… no es justo que eso le pase a alguien", agregó.

La policía de Miami dijo que tomarán medidas para que no sucedan este tipo de ataques. "Hoy es una mordida, mañana puede ser algo más serio", señaló Freddie Cruz, de la policía de Miami.

Los inspectores comenzarán a imponer multas a quienes paseen sus perros sin llevar la correa, las cuales comenzarán en 60 dólares por infracción.

"Esto es un operativo que vamos a hacer constantemente aquí y en toda la ciudad de Miami y esto es para la seguridad de ustedes", dijo Cruz.

Recordó que el uso obligatorio de una correa para pasaer a un perro en sitios públicos está estipulado por la ley.

Aunque con los años, Santi logre superar el miedo que ahora siente por los perros, la ciacatriz que ahora ambos comparten no solo será el recuerdo de una terrible experiencia, sino del día en que su padre le salvó la vida.

Contáctanos