hialeah

Niño de 13 años acusado de asesinar a su madre en Hialeah aparece en corte por primera vez

El juez permitirá que la defensa acuda a la escena del crimen más de un mes después de los hechos.

Telemundo

MIAMI - El adolescente de 13 años acusado de asesinar a su propia madre el pasado 12 de octubre en un apartamento de Hialeah acudió personalmente a la sala de audiencias por primera vez desde su arresto y su presentación en corte.

Se esperaba que el juez Richard Hersch decidiera si a Derek Rosa, de 13 años, se le permitirá regresar al Centro de Detención Juvenil según la solicitud de su abogado o permanecer en el Centro de Detención Metro West con criminales adultos.

"Le pedimos al juez que determinara la constitucionalidad de Derek de estar en Metro West, no pensamos que Metro West está apto para tener a Derek allí. El juez nos dio la oportunidad de presentar evidencia el viernes de porque es constitucional o no es constitucional", dijo la abogada defensora del adolescente, Dayliset  Rielo.

Por ello el juez Hersch decidió permitir una audiencia probatoria el viernes por la mañana, antes de decidir si trasladarán a Rosa.

También se pronunció sobre la moción de emergencia para inspeccionar la escena del crimen y decidió permitir que la defensa examine el lugar el jueves por la tarde con presencia policial fuera del apartamento.

El juez dijo que la inspección de la escena del crimen se llevaría a cabo en un bloque de tres horas, e incluiría únicamente a un abogado, un examinador forense y un fotógrafo.

El miércoles 22 de noviembre, los abogados de Rosa pidieron al juez Hersch acceso al apartamento de Hialeah donde encontraron muerta a Irina García.

Frank Ramos, el padrastro de Rosa, quien vivía con el acusado en el momento del asesinato y que perdió a su pareja, se opone a la inspección.

Ramos dijo que entregará el apartamento a fin de mes y que miembros de la familia, incluyendo el padre biológico de Rosa ya ingresaron a la vivienda.

Ramos agregó que miembros de la familia tomaron objetos personales del acusado y de la víctima.

El niño de 13 años fue acusado de asesinato en primer grado por un gran jurado que decidió que al joven lo juzgarán como adulto, mientras su tía alegaba en días pasados que “no es adulto, es un niño que juega todavía”.

Así lo ve su familia, por eso consideraban que a los 13 años Dereck Rosa debía estar en la cárcel juvenil y no en un centro de detención para adultos.

“Nadie conoce a Dereck como lo conocemos nosotros”, diijeron hace semanas los familiares y amigos que enviaron unas 20 cartas a la corte; y esperaban que eso ayudara a permitir el traslado a un centro de detención juvenil.

Contáctanos