Nicaragua

Músico nicaragüense presenta nuevo tema musical dedicado a Monseñor Rolando Álvarez

Monseñor Rolando Álvarez está preso desde hace más de un año por plantar cara y criticar el régimen de Ortega Murillo.

Telemundo

La esperanza de la democracia y libertad para un país que lleva años sufriendo los embates de la dictadura Ortega Murillo es lo que defiende el nuevo tema musical del maestro Mario Rocha, un músico nicaragüense exiliado en ese país.

"Nos inspiramos porque monseñor realmente es el héroe de Nicaragua y basado en su heroísmo y en su convicción incquebrantable es que Nicaragua tiene una nueva esperanza", refiere Rocha.

El músico nicaragüense precisa que monseñor "con su hazaña y humildad, a la dictadura logras desenmascarar porque con su acto de sacrificio de quedarse en la cárcel está desnudando en un segundo a la dictadura".

Monseñor Rolando Alvarez lleva más de un año tras las rejas por ser un crítico de la dictadura Ortega Murillo por lo que se ha convertido en un símbolo de resistencia al negarse dos veces a exilarse a cambio de su libertad.

Carla Rosalina, co zurita del tema musical en honor al obispo de Nicaragua, explica las acciones de monseñor basado en que "no se imagina fuera de su patria por eso el estribillo: 'ni Washington, ni Roma, yo quiero a Nicaragua, la victoria se asoma" el es un ser motivador, inspira a toda una nación".

Pablo Cuevas, director de la defensoría de derechos humanos, reconoce que Monseñor Alvarez es "el ícono, el estandarte, el líder de la iglesia que peregrina por el mundo, es una luz al final del túnel que ha sabido mover los corazones a pesar de la población contra la opresión".

Conocido como el obispo del pueblo sus mensajes directos y claros contra la dictadura y en favor de los oprimidos hizo que el régimen lo condenara a 26 años de prision por “traición a la patria”.

"Es una piedra en un pie y una espina que no soporta la dictadura (que) se está sacrificando por el pueblo", apunta Rocha, quien añade: "los nicaragüenses lo vemos como una esperanza, una luz al final del túnel, esperamos que el martirio tendrá los resultados la gran libertad".

El obispo en dos ocasiones se ha resistido a ser desterrado de su patria, por lo que sigue pagando por una injusta condena en una cárcel en total aislamiento.

"A través del arte nos hemos dispuesto a seguir apoyando a desenmascarar el régimen ante el mundo ", precisan.

Contáctanos