miami dade

Murió en prisión Michael Hernández, quien mató a un amigo en el baño de la escuela en 2004

Hernández fue sentenciado a cadena perpetua por la muerte de Jaime Gough, de 14 años, a quien apuñaló más de 40 veces en una escuela de Palmetto Bay antes de esconder su cuchillo en la mochila e ir a clase.

Telemundo

MIAMI, Florida - Michael Hernández, el hombre conocido por el brutal asesinato de su mejor amigo en el baño de una escuela secundaria en Miami en 2004, murió el pasado jueves en su celda de la cárcel.

Hernández tenía 14 años en el momento del asesinato y falleció a los 31 años, según los registros de la prisión, aunque de inmediato no se sabe la causa exacta de su muerte.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

El joven por aquel entonces fue sentenciado a cadena perpetua después de que mató a Jaime Gough, de 14 años, en la secundaria Southwood hace más de una década. Hernández apuñaló a Gough más de 40 veces en una escuela de Palmetto Bay antes de esconder su cuchillo en la mochila e ir a clase.

En su juicio en 2008, los miembros del jurado rechazaron la alegación de locura que había presentado la defensa de Hernández y lo condenaron por asesinato en primer grado.

El testimonio del juicio mostró que Hernández mantuvo un diario con una lista de las personas que quería matar, incluida su propia hermana, y que había estado fascinado con otros asesinos en serie como Ted Bundy y Jeffrey Dahmer, y agregó que sentía que estaba en una misión para "limpiar el planeta" por lo que debía matar a las personas.

En 2016, se ordenó una nueva audiencia de sentencia para Hernández después de que la Corte Suprema de los Estados Unidos dictaminó en 2012 que los menores no podían ser automáticamente condenados a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional, como requería la ley de Florida cuando Hernández fue enviado a prisión.

Posteriormente, la decisión se hizo retroactiva a los casos más antiguos. Después de la segunda audiencia, un juez del condado de Miami-Dade acordó enviar a Hernández de nuevo a prisión de por vida.

Contáctanos