Coral Springs

Arrestan a sospechosa de matar a mujer en Coral Springs

La Policía arrestó a una mujer en Coral Springs quien mató a otra y después llamó a 911 para informar sobre el cadáver.

Coral Springs crimen

FLORIDA — La Policía de Coral Springs, en el sur de Florida, arrestó a una mujer por supuestamente matar a tiros a una joven de 21 años y luego de cuatro horas de los hechos llamar al 911 para informar de la aparición de un cadáver en la entrada de su casa.

Las autoridades respondieron el sábado cerca de las 6 a.m. al reporte de una mujer que había aparecido muerta en la entrada de una casa de Coral Spring.

Tras llegar al lugar los oficiales descubrieron que la presunta víctima que se encontraba dentro de un auto y fue identificada como Daniela Tabares Maya, de 21 años, había muerto de una herida de bala en la cabeza.

La investigación preliminar determinó que Yvonne Serrano, de 51 años, llamó al 911 para hacer el reporte. Aunque en la llamada dijo que en el estacionamiento de su casa apareció el cuerpo sin vida de una mujer desconocida, la Policía dice tener evidencias de que Serrano mató a la joven de un disparo, luego de que encontrara el arma homicida en el cuarto de Serrano. 

Según fuentes que conocían a ambas, las mujeres iban al mismo lugar de entrenamiento físico y esa noche habría sido vistas en una actividad de dicho gimnasio, de donde salieron juntas alrededor de la 1 a.m., pues después de beber algunos tragos en un bar, la joven se brindó para llevar a la presunta agresora hasta su casa.   

Rick Davies, entrenador de la víctima en el Training for Warriors de Coral Springs, lamentó la trágica muerte de la joven hispana. "Todos aquí amamos a Daniela. Todo lo que hizo fue ser un ejemplo de bien en el mundo. Siempre sonriendo. Siempre feliz. La persona más dulce entre nosotros. Ella nos inspiró a todos a ser mejores personas", dijo Davies en un comunicado.

Serrano fue arrestada y trasladada a la cárcel del condado de Broward, y ahora enfrenta cargos por asesinato en segundo grado y manipulación de evidencias, pues los policías descubrieron que había lavado la ropa ensangrentada antes de llamarlos.

Se pide a cualquier persona con alguna información sobre el caso que contacte al detective Frank Randazzo: 954-346-1262 o frandazzo@coralsprings.org.

Contáctanos