homicidio involuntario

Acusan de homicidio involuntario a mujer que disparó accidentalmente a su hijastro

Francis Marcos, de 24 años, es la mujer que presuntamente disparó el arma que cobró la vida de su hijastro Aquiles López, de 15 años de edad.

Telemundo

Francis Marcos, de 24 años, es la mujer que presuntamente disparó el arma que cobró la vida de su hijastro Aquiles López, de 15 años de edad, por lo que estuvo detenida en la cárcel principal de Broward, en Fort Lauderdale, y ahora enfrenta cargos de homicidio involuntario.

El incidente ocurrió el pasado 11 de junio dentro de una residencia de un tranquilo vecindario de Pembroke Pines y según la policía la mujer manipulaba un arma que fue disparada de manera involuntaria quitándole la vida a un menor.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

A través de su hermana, el padre de la víctima, Stefan López, expresó devastado: “Estoy tratando se procesar esta tragedia que era completamente prevenible y que apagó la vida del amor de mi vida (...) Yo actualmente estoy en terapia para enfrentar esto y ojalá que con su apoyo yo vuelva a mostrar el mismo amor, algún día nuevamente, a mis otros hijos y mi familia".

Carlos Santos, el mejor amigo del adolescente, estaba allí y habló de lo ocurrido en aquel momento: “Mi última imagen de él, es verlo ahí tirado en el piso”.

La policía afirma que tras una investigación exhaustiva concluyeron que Francis Marcos, madre de dos hijos, manipulaba el arma que de manera “involuntaria” fue disparada y cobró la vida del adolescente.

Según fuentes cercanas, la familia celebraba tras la graduación de Aquiles, cuando la madrastra del menor, Francis Marcos, comenzó a jugar con el arma que estaba sobre la mesa.

“Y ella se reía así como que ‘tranquilo, no va a pasar nada’, pero yo sí le tenía miedo, porque era una pistola y ya al momento que nos íbamos yendo siguió apuntándonos a los perros, a mí y a Aquiles”, dice Santos.

Ese fue un momento incómodo para Carlos. “Yo me asusté y les dije: ‘sabes qué… yo los espero en el carro’. Cerré la puerta, pasaron tres segundos y escuché un disparo y salí corriendo y vi a Aquiles tirado en el piso, todo el pecho lo tenía destruido. La bala le había traspasado la espalda y no respiraba”.

Aquiles López era jugador del equipo de fútbol Miramar United Elite FC. Luego de resultar herido fue trasladado al Hospital Memorial Regional; pero a pesar de los esfuerzos de rescatistas y médicos, falleció en la unidad médica.

Contáctanos