COVID-19 EN NIÑOS

Menores vulnerables los más hospitalizados por la variante ómicron

Como promedio esta semana cerca de 300 menores con síntomas respiratorios acuden a los centros de emergencia de los principales hospitales del estado ante la proliferación de la variante Ómicron del COVID-19.

Telemundo

Como promedio esta semana cerca de 300 menores con síntomas respiratorios acuden a los centros de emergencia de los principales hospitales del estado ante la proliferación de la variante Ómicron del COVID-19.

El sur de Florida no escapa a esa realidad.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Dr. Marcos Mestre, director médico del Nicklaus Children’s Hospital, dice:

“Estamos viendo los casos subir tremendamente. Hemos visto, solamente ayer, 340 casos de COVID-19, y la mayoría son de la variante ómicron. Así que en este momento tenemos 24 niños ingresados y 6 en cuidados intensivos”.

En el estado las hospitalizaciones por COVID-19 entre los menores de 18 años se han incrementado, según cifras del CDC.

En las últimas dos semanas, el promedio de ingresos en servicios de pediatría pasó de 8 ingresos diarios a 18. Pero ¿quiénes son estos niños?

“Los niños que, obviamente, no pueden recibir la vacuna, porque son menores de cinco años. Así que estamos viendo bastantes de esos niños que están ingresados y también niños mayores de cinco años que no están vacunados y que pueden sufrir una infección más grave”, dice Mestre.

En el sur de Florida, niños y adolescentes vulnerables son quienes más necesitan hospitalización por la variante ómicron.

“Estamos teniendo infecciones en los bebés, tan pequeños como de tres semanas, que están aquí con la infección de COVID-19, hasta adolescentes de 19 años, que típicamente tienen una condición crónica, o pueden ser obesos, lo cual los pone en un poco de más riesgo para complicaciones”.

Variantes anteriores del COVID-19 han provocado el llamado síndrome inflamatorio multisistémico infantil, y aunque aún no se han reportado nuevos casos, los médicos piden a los padres estar alertas tras una infección de COVID-19.

“Si tres o cuatro semanas después tiene fiebre, tiene ronchas que le salen, los ojos rojos, deben evaluarlos con su pediatra”, dice Mestre.

Contáctanos