panteras

Más de una veintena de panteras murieron atropelladas el pasado año en Florida

A principios del '80, la población de panteras salvajes en Florida era de 20 o 30 ejemplares que vagaban por el desierto de la península, actualmente es una especie en peligro de extinción que suma entre 120 y 230 adultos en el estado.

Un total de 27 panteras murieron en Florida durante 2022, de ellas 22 atropelladas en las carreteras, una especie que se halla en peligro de extinción con una población adulta de entre 120 y 230 ejemplares en todo el estado, informaron las autoridades.

"Los choques con vehículos son la principal causa de muerte de la población de panteras de Florida", por lo que los conductores deben extremar su atención en áreas donde pueda haber vida salvaje e indicadores de su presencia, advirtió en un comunicado la Comisión para la Conservación de Pesca y la Fauna Silvestre (FWC, por sus siglas en inglés).

Si bien la mayoría de las panteras de Florida se encuentran al sur del lago Okeechobee, "se ha documentado la presencia de estos grandes gatos nativos en el sur" del estado.

Pantera hembra de Florida mientras es puesta en libertad en un bosque estatal de Florida. De acuerdo con datos contrastados del FWC, en 2021 murieron 27 panteras y en 2020 unos 22 ejemplares. 

"A medida que nuestro estado ha crecido, nuestra huella humana también lo ha hecho, y muchas de nuestras carreteras pasan por el hábitat de las panteras en el sur y el centro de Florida", destacó la FWC.

La FWC apuntó que 16 de las panteras fallecidas en 2022 eran hembras y explicó que cientos de años de "caza no regulada y pérdida de hábitat" condujeron a la población de panteras de Florida al borde de la extinción.

De hecho, a principios de la década de 1980, la población de panteras salvajes en Florida era de solo 20 o 30 ejemplares que vagaban por el desierto del sur y suroeste de la península. 

"A medida que disminuyó el tamaño de la población, también lo hizo la diversidad genética, lo que provocó un cuello de botella genético como resultado de la endogamia", acotó el organismo.

La diversidad genética es clave para la capacidad de reproducción con éxito de una especie y el mantenimiento del tamaño de la población.

El condado de Collier registró en 2022 el mayor número de muertes de panteras -con 14-, de las cuales once fueron atropelladas por vehículos.

De acuerdo con datos contrastados del FWC, en 2021 murieron también 27 panteras, mientras que en 2020 perecieron 22. Se trata de la última subespecie que todavía sobrevive en el este de Estados Unidos.

La gran caída del número de ejemplares ocurrió antes de 1950, cuando todavía era legal cazar panteras. La especie se clasificó en peligro de extinción en 1967 y está amparada por leyes federales y estatales.

Contáctanos