Derrumbe en Surfside

Madre del jefe policial de North Bay Village se cuenta entre los fallecidos de Surfside

North Bay Village publicó un mensaje en las redes sociales en el que indicó que la familia perdió "el corazón y el alma" y a la "matriarca" de su familia.

La familia del jefe de policía de North Bay Village, Carlos Noriega, confirmó que su madre, Hilda, de 92 años, es una de las personas fallecidas tras el derrumbe del edificio en Surfside ocurrido el 24 de junio.

North Bay Village publicó un mensaje en las redes sociales en el que indicó que la familia perdió "el corazón y el alma" y a la "matriarca" de su familia.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

“La familia Noriega fue notificada anoche de la recuperación e identificación de su madre de la escena catastrófica de Champlain Towers South”, decía en parte el mensaje que más adelante afirmó que han pedido privacidad "mientras enfrentan esta terrible y dolorosa pérdida".

NBC 6, canal hermano de Telemundo 51, obtuvo exclusivamente la comunicación por radio interna de cuando el edificio de condominios de Surfside se derrumbó. Aquí puedes escuchar y leer la transcripción.

Hasta el miércoles por la mañana, se había confirmado que 12 personas murieron en el derrumbe, mientras que otras 149 aún no han sido localizadas.

Poco después del colapso, la familia Noriega acudió al lugar con la esperanza de que Hilda, de 92 años, estuviera bien. Su nieto, Michael, y su familia estaban parados en el costado del edificio derrumbado.

"Fue realmente como la escena de una película", dijo Michael a NBC 6 el domingo pasado, antes de añadir "caí de rodillas al darme cuenta de que mi abuela estaba en el edificio que acaba de derrumbarse".

Con incredulidad, la familia miró por la zona en busca de señales de vida, donde Carlos Noriega encontró una tarjeta de cumpleaños y otros artículos. "Estos son mi abuela y mi abuelo en su juventud y mi padre", dijo Michael mientras sostenía una foto.

La familia vio los artículos, incluida una bendición impresa en papel que se encontró, como una señal de esperanza.

"Me dio mucha paz saber que si el alma de mi abuela está en esos escombros, sería un milagro sacarla con vida", dijo Michael. "Pero si su alma está en el cielo, entonces sé que ella está con Jesús (...) y hemos encontrado consuelo en eso", añadió.

Contáctanos