Cuba

Madre de joven con autismo aterrada por posible desalojo en Cuba

Desde Alamar, en la capital cubana, una madre asegura estar desesperada por la posibilidad de que saquen a su familia de la casa donde han vivido durante 15 años.

Telemundo

Desde Alamar, en la capital cubana, una madre asegura estar desesperada por la posibilidad de que saquen a su familia de la casa donde han vivido durante 15 años.

Lo más preocupante es la situación de su hija, de 23 años, con serias complicaciones médicas en una vivienda donde las condiciones son mínimas.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Las denuncias de Ketty Méndez contra el régimen cubano son conocidas, primero, por el supuesto abandono de autoridades sanitarias a la condición médica de su hija, y después por uno de los problemas más críticos en la isla: la vivienda.

“En el consejo de estado mi nombre es más que conocido. Ya no se a quién quejarme”, dice Méndez.

Viven en un lugar precario y en condiciones deplorables, pero es todo cuanto tienen. Ketty Méndez dice que, sin opción de techo, ocupó este apartamento de forma ilegal con su familia, hace 15 años. En diciembre de 2019 un abogado le dio esperanzas.

 “Él me dijo que sí, que tranquila, que ellos harían este proceso para entregarme el título de propiedad”, dice.

Pero la espera burocrática no rindió frutos. Lo confirmó el pasado viernes.

“que se disculpaba. Que había sido un error, pero que yo no entraba en esa política para que me legalizaran el apartamento”, cuenta.

Según estadísticas oficiales de 2019, en Cuba el déficit habitacional supera las 900k viviendas. Historias como la de Méndez son comunes pero su caso es difícil por la condición médica de su hija. Diagnosticada con autismo severo, retraso mental, epilepsia y “hace 15 años casi, se le detectó, por un análisis que le hicieron, que ella padece de candidiasis intestinal”.

Méndez sostiene que el sistema de salud pública cubano ha sido incapaz de proveer, a un costo asequible, los medicamentos que requiere la joven de 23 años.

“Cuando fui a la farmacia, vi los precios. Eran 50 y pico de dólares un pomito así pequeño. Yo le dije, doctora, no puedo costearme esto”.

Cuestionada Méndez, sobre si considera que esta decisión está condicionada por sus múltiples denuncias contra el sistema de salud pública cubano, dijo:

“En quince años, ¿qué otra cosa puede ser? Porque también me conocen y saben de mis denuncias”.

Sin legalidad para vivirlo, ni permiso para arreglarlo, dice que no ha “podido hacer nada porque sin tener papeles legales no te dejan hacer estas cosas”.

“y suponiendo que no me desalojen, me dejen ahí. Tendría que seguir en ese cuarto piso cayéndose a pedazos”, dice.

Méndez dice que la administración de vivienda de su municipio volverá a revisar su caso este viernes. Para que tengan una idea sobre la gravedad del problema de la vivienda en Cuba: el propio parlamento cubano ha dicho que para resolver el problema de la vivienda se requiere construir 500 mil unidades, algo que en las condiciones actuales parece imposible.

Contáctanos