cruceros

Jueza federal falla contra compañías de cruceros por viajes a Cuba

Con esta decisión, la jueza se puso del lado de los demandantes, la compañía Havana Docks

Telemundo

MIAMI.- Una jueza federal de EEUU señaló que las compañías de cruceros Carnival, Royal Caribbean, Norwegian Cruise Line y MSC Cruises incurrieron en usufructo al utilizar puertos de La Habana (Cuba), que en su momento fueron confiscados a sus propietarios por el Gobierno de la isla.

"Al utilizar la Terminal y uno de sus muelles de diversas maneras, Carnival, MSC SA, Royal Caribbean y Norwegian cometieron actos de tráfico" (usufructo), señaló en un escrito judicial, al que Efe tuvo acceso este martes, Beth Bloom, magistrada federal de Miami.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Cuando cuatro líneas de cruceros utilizaron las instalaciones portuarias de La Habana para llevar pasajeros a Cuba estaban haciendo negocios con propiedad robada. Así lo alega la demanda presentada por la familia de William Behn, a la que militares de Fidel Castro confiscaron la propiedad de su familia, Havana Docks.

Orlando Gutiérrez, de la Asamblea de la Resistencia Cubana, conversó sobre este caso.

“Esta compañía apostó su vida, su trabajo, su legado, en el desarrollo de Cuba, ayudó a modernizar los puertos de La Habana, ayudó a Cuba con su comercio marítimo y el régimen comunista de Cuba le robó todo a sus legítimos dueños”.

Castro ordenó la nacionalización de las instalaciones portuarias y nunca pagó a sus dueños. Una imagen de las instalaciones se encuentra en el dictamen de 168 páginas en el que la Jueza Federal Beth Bloom determina que las compañías de  cruceros Carnival, Norwegian, Royal Caribbean y MSC Cruises participaron en “actividades turísticas prohibidas” entre 2015 y 2019,  al transportar pasajeros a Cuba y beneficiarse del uso de las instalaciones portuarias de La Habana confiscadas por el régimen, algo que habían señalado activistas de la Asamblea de la Resistencia Cubana a través de una campaña, cuando los cruceros comenzaron a ir a la isla bajo el gobierno de Barack Obama.

“La Asamblea de la Resistencia Cubana siempre ha condenado la inversión extranjera en Cuba, sobre todo la inversión extranjera en propiedades que fueron rodadas a sus legítimos dueños”, dijo Gutiérrez.

La jueza, además, halló que los cruceros no siguieron las normas establecidas por el Departamento del Tesoro para promover el contacto de pueblo a pueblo al contratar a agencias cubanas para realizar actividades turísticas.

Según documentos judiciales, las empresas ganaron al menos $1,100 millones de dólares y le pagaron $138 millones a entidades del gobierno cubano.

La Ley Helms-Burton, firmada en 1996, permite a los propietarios, cuyas propiedades fueron confiscadas, a demandar a las empresas que luego se benefician comercialmente de esas propiedades.

Michael Winkleman, abogado de leyes marítimas, señala que “es una gran derrota para las líneas de cruceros".

"Ellos estaban buscando aprobación de las cortes y sin embargo, la jueza ha determinado que los cruceros a Cuba violaron la ley federal”, dice este abogado experto en ley marítima..

El caso irá a un juicio con jurado previsto para mayo en el que se determinará la cantidad que las compañías deberán pagar en concepto de daños a los herederos de Havana Docks.

Contáctanos