Accidente

Joven venezolano tetrapléjico cumplió su sueño y logró caminar en su graduación

Aldo Amenta sufrió un accidente en una piscina que lo dejó en una silla de ruedas.

El venezolano Aldo Amenta cumplió uno de sus sueños este fin de semana: recibir el título de su graduación de la Universidad Internacional de Florida (FIU) caminando, algo que hasta hace poco parecía imposible.

Con la ayuda de un exoesqueleto, caminó por la tarima en medio de los aplausos y gritos de sus compañeros.

En noviembre del 2015, justo cuando cursaba la mitad de su carrera, sufrió un accidente en una piscina que lo dejó tetrapléjico. “Tuve un incidente que cambió todo y me paralicé”, dijo en entrevista con Inside Edition.

Amenta, de 28 años, dijo en su cuenta de Instagram que tras recibir el diploma de pie se sentía “abrumado y sin palabras con tanta felicidad en este día único” para él.

“No pudiera estar más agradecido y sentirme bendecido por todo el cariño y apoyo recibido (…) Le quiero dedicar esto a todos ustedes y en especial a mi amado país natal #VeneZuela , esto es para ti también”, agregó.

En diálogo con Inside Edition, dijo que al principio no fue fácil y que consideró abandonar sus estudios de Ingeniería Eléctrica, pero FIU le ofreció una beca para que terminara su carrera.

Aldo ha documentado en su cuenta de Instagram su proceso de recuperación tras el accidente que lo dejó en una silla de ruedas.

"La verdadera discapacidad es nuestra incapacidad de entender que todos tenemos diferentes capacidades extraordinarias, discapacidad es una mala actitud, discapacidad es no vivir en alegría", dijo en una de sus más recientes publicaciones.

Contáctanos