local

Investigan el asesinato de un repartidor de comida en Opa-locka, hay un detenido

Un repartidor hispano fue baleado y murió tras un aparente intento de hurto durante una entrega de comida en Opa-locka. Los vecinos intentaron salvarlo sin éxito; la policía investiga el caso.

Telemundo

MIAMI, Florida - El pasado sábado a las ocho de la mañana, una entrega de comida terminó en tragedia cuando un repartidor hispano fue baleado por un sospechoso armado en un aparente intento de hurto, según testigos. La víctima fue trasladada al hospital de Aventura en estado crítico, pero lamentablemente falleció poco después.

Una testigo presencial relató lo sucedido: “Escuché dos disparos. Mi vecina me contó que estaba esperando una entrega de comida y que cuando bajaba las escaleras para recibirla, ocurrió el ataque”. Jessy, otra testigo, confirmó: “Le dispararon cuando caminaba del auto a la puerta”.

Los vecinos, en estado de pánico, salieron de sus casas e intentaron salvar la vida del repartidor con maniobras de resucitación hasta la llegada de los paramédicos. Telemundo 51 tuvo acceso a fotografías de ese dramático momento.

Momentos en los que los paramédicos intentan salvar al repartidor de comida baleado.

El domingo, los investigadores regresaron a la escena del crimen para recolectar pistas, entrevistar a los vecinos y revisar las cámaras de seguridad. La investigación ha sido tan intensa que, el día anterior, el personal del equipo de Armas y Tácticas Especiales cerró el complejo de apartamentos en la calle 142 del Noroeste en Opa-locka. King Jordan, residente del complejo, comentó: "Estaban registrando las casas, supongo que buscando al sospechoso".

El vehículo de la víctima, un Toyota gris tipo sedán, se ha convertido en el centro de las investigaciones. Fue encontrado estacionado con la puerta trasera abierta y bolsas en el piso. Aunque hay una persona detenida, la policía no ha confirmado ningún arresto oficial hasta el momento. Jessy expresó su conmoción: “Estoy en estado de shock. Es algo muy difícil de presenciar”.

Los vecinos han manifestado su temor por la seguridad en la zona después de este violento incidente. A pesar de haber solicitado una declaración de la plataforma de Uber, aún no hemos recibido respuesta. La comunidad permanece en alerta mientras continúan las investigaciones.

Contáctanos