familia venezolana

Iniciativa de venta de bolsos ayuda a alimentar a niños venezolanos

Con el costo de uno solo de los bolsos se provee alimento mensual para dos pequeños.

Telemundo

Lo que comenzó en la cocina de la casa de una familia venezolana hoy se ha convertido en una sólida empresa de comida que ayuda a combatir la crisis alimentaria que enfrentan miles de niños en su país de origen mediante la iniciativa bolsos solidarios.

La campaña se lanzó hace 3 solo semanas se trata de unos bolsos que cuestan 25 dólares, lo que representa aproximadamente dos meses de comida para un niño en Venezuela.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

En una cocina comercial se preparan alimentos listos para servir. Es el negocio de una familia venezolana que después de 14 años está colaborando con una organización para ayudar a niños venezolanos, con lo que mejor saben hacer: comida.

Sot Karla Hulett, quien lanzó la iniciativa dice quequisieron “hacer una alianza para que no sea una ayuda solo puntual si no hacer algo un poco más sostenible y escogimos alimenta la solidaridad porque es una fundación espectacular y hacen un trabajo increíble con los niños”.

La Margarita Wonderfood creó la campaña bolsos solidarios para aportar a una organización que alimenta la solidaridad, para ello venden los bolsos que son multiusos, los puedes encontrar en su tienda del Doral y en línea.

“Estos bolsos tienen un valor de $25, con $12 se alimenta a un niño un mes entero, o sea con $25 son 2 niños, o 1 niños dos meses … realmente increíble” advierte Monica Hulett. 

La iniciativa apoya la labor de la organizacion Alimenta la solidaridad que inició en el 2016 y que actualmente beneficia a unos 18 mil niños.

Cristina Renda, directora de Alimenta la solidaridad internacional confirma: “hemos servido más de 10 millones de almuerzos en todo este tiempo y estamos presentes en 274 comedores a la fecha y seguimos creciendo”.

En Venezuela, los almuerzos se proporcionan en espacios comunes a los grupos más vulnerables, como niños menores de 5 años, madres lactantes y mujeres embarazadas.

“Nosotros las abastecemos pero ellos desarrollan el propio modelo, o sea, ellas son las protagonistas de esta historia, ellas son las que cocinan, sirven los almuerzos, las que limpian, las que llevan adelante todo el programa”, precisa Renda, quien añade “todos los fondos son donados directamente a la organizacion Alimenta la solidaridad que ya está realizando su labor en 15 estados en Venezuela”.

Contáctanos